jueves, 16 de julio de 2015

MUJERES DE AGUA (ANTONIA J. CORRALES)

Mujeres de agua


Antonia J. Corrales









FICHA TÉCNICA

Título: Mujeres de agua
Autor: Antonia J. Corrales
Editorial: Ediciones B, 2016
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 280
PVP: 15,00 €










ANTONIA J. CORRALES



Unas pocas líneas para hablaros de la autora, porque la verdad es que poca información hay sobre ella.


En un momento dado de su vida, decidió dar un cambio radical a la misma y tras años trabajando en su profesión (administración y dirección de empresas), dedicarse a lo que realmente le gustaba: la escritura. Trabajó entonces como columnista en periódicos locales, articulista en revistas culturales, entrevistadora en publicaciones científicas o jurado en certámenes literarios.

Las novelas que ha publicado hasta el momento son:


-La levedad del ser (2012)(libro de relatos)
-As de corazones (2013)
-Mujeres de agua (2016)
-Y si fuera cierto (2017)

Un apunte más tomado de su página de facebook: Le gusta Mafalda. De hecho, en uno de los pasajes de En un rincón del alma, se compara a uno de los personajes con Susanita, la amiga de Mafalda. Que alguien se declare de tal modo seguidora de Mafalda, es todo un indicativo de un determinado modo de ver la vida, porque la mordaz visión política de Quino a través de su personaje, no ha pasado de moda después de treinta años.




Me estremecieron mujeres
que la historia anotó entre laureles,
y otras desconocidas gigantes
que no hay libro que las aguante.

Me han estremecido
un montón de mujeres:
mujeres de fuego,
mujeres de nieve.


(MUJERES. Silvio Rodríguez)



El herbolario de las brujas de Eastwick


ARGUMENTO de MUERES DE AGUA


La vida continúa y Mena tiene que seguir adelante con la suya a pesar de la tristeza que le supone la muerte de su madre. No estará sola, contará con la ayuda de dos amigas con las que intentará sobreponerse al dolor de la pérdida y disfrutar de la vida.






MUJERES DE AGUA


Con Mujeres de agua, Antonia J. Corrales continúa su gran éxito editorial: En un rincón del alma, al retomar los protagonistas de la misma y continuar con una nueva historia. Lo hace a partir de Mena, la hija.

Una historia nueva que permite engancharse a la misma a aquellos que no hayan leído En un rincón del alma, pero que por otra parte será un gran regalo para todos aquellos miles de lectores que disfrutaron con dicha novela, para todos aquellos que cada vez que ven un paraguas rojo no pueden hacer otra cosa que acordarse de dicha novela:
Se cobijan, como lo hacen tus sentimientos, bajo un paraguas rojo, de la lluvia de un otoño húmedo, vespertino y  melancólico.

Mujeres de agua es en muchos sentidos una novela muy similar a En un rincón del alma, no en cuanto al argumento, sino en cuanto a sus características. Así, seguimos sin saber cuál es esa pequeña ciudad en la que viven los protagonistas ni tampoco sabremos cuál es ese otro pueblo de la costa gallega en la que transcurre parte de la acción.
Pero sobre todo, sigue siendo una novela “de” mujeres, (que no es lo mismo que “para” mujeres). Es ante todo la historia de una amistad entre tres mujeres, a través de las cuales podremos conocer la visión femenina del amor, de la relación de pareja, de la infidelidad, de la amistad, de la vida. Por eso es una novela muy recomendable para todos aquellos que quieran comprender, siquiera un poquito, la complejidad del alma femenina.
Sí, es una novela muy feminista, no porque defienda los derechos de la mujer, sino porque nos muestra su punto de vista. Ellas son el centro de todo. Pero no son sólo las mujeres. Al igual que en la vida real, los hombres están presentes, para bien y para mal, en sus vidas. Hombres buenos, capaces de anticiparse a los deseos de una mujer, hombres malos incapaces de entender que la mujer no es un objeto de su propiedad a la que puede maltratar impunemente.

Conoceremos así a esas mujeres de agua:
-Andreas, ¿por qué la llamabas mujer de agua? —le inquirí.
El agua es el origen de la vida, como vosotras, como todas las mujeres. Se mimetiza con las energías que la rodean, toma mil formas, igual que lo hacéis las mujeres.

Y a los hombres de viento:
Me llamaba hombre de viento. Decía que los hombres somos como el viento que mueve el agua del mar o los lagos. Vamos y venimos como él, pero que pocas veces nos quedamos en el mismo lugar, porque dejaríamos de ser...

Mujeres de agua participa de ese realismo mágico que caracterizaba a En un rincón del alma, no solo por la búsqueda permanente de esas mujeres de la magia en su vida, sino porque la presencia de los espíritus de aquellas mujeres que amaron, se hace presente en muchos momentos.
La magia no es hacer que una paloma aparezca de la nada, o que un pañuelo roto en mil pedazos vuelva a su forma original. La magia es un te quiero a media voz, un abrazo de espaldas, prieto a tus caderas desnudas, mientras sus labios besan tu cuello y un escalofrío te recorre la piel. Y..., cuando el deseo te asalta, dejarlo hacer. Es verte en sus ojos y saberte hermosa para él. Es hacer tuyos los versos del poeta, su música y la letra de su canción. Pero ella, la magia, suele hacerse desear. Es tan esquiva e imprevisible como una estrella fugaz.


Una novela que comienza con gran melancolía recordando la figura de aquella madre:
Era un centinela, nuestro guardián. Pendiente de cada suspiro, de cada gesto, de cada necesidad. Durante muchos años se olvidó de sus penurias, de sus sueños, porque lo importante no era lo suyo, sino lo nuestro.
Una madre de, la que sin darse cuenta, ella misma es una continuación. Una mujer que mira por los demás antes que por sí misma:
Sin saber cómo, ocupé el lugar de mi madre y lo hice como suelen hacerlo todas las mujeres: anteponiendo sus necesidades, las de ellos, a las mías propias. Sacrifiqué mi tiempo, las horas de estudio, de ocio y salidas con mis amigos con el único objetivo de mantener el equilibrio de la casa, de la familia.

Fiel a su estilo, Antonia J. Corrales aprovecha algunos momentos de la novela para hacer su crítica social. No solo al maltrato machista, sino a muchos de los aspectos, crisis incluida de nuestra sociedad actual:
Era un contrato basura, o la porquería hecha contrato, como ella solía manifestar.

Sin olvidarnos de un poco de autopropaganda haciendo aparecer su última novela, As de corazones:
Abrí el paraguas, les miré y recordé una frase que había leído en la novela As de corazones: «El amor es una putada maravillosa, pero putada a fin de cuentas» Qué razón tenía el personaje, o la autora, me dije.






IMPRESIÓN PERSONAL

Segundas partes no tienen por qué no ser buenas. Este es el caso de Mujeres de agua, que en absoluto defraudará a todos aquellos que disfrutaron con En un rincón del alma, tantas veces citado en esta reseña.
Una novela que puede leer perfectamente aunque no hayas leído la anterior y en la que Antonia J. Corrales vuelve a dar una lección magistral de lo que es escribir a corazón abierto, dejando que los sentimientos inunden las páginas de esta novela, tan cargado de mujeres de agua que amenazan con mojar sus páginas (o mejor sería decir la pantalla del kindle).
Una novela no recomendable para aquellos que solo buscan acción pura y dura. No es el caso de Mujeres de agua, donde los sentimientos tienen prioridad sobre cualquier otra consideración, donde lo que importa es conocer a estas mujeres y a los hombres que forman o quieren formar parte de sus vidas.

Si lo que buscas es una novela que emocione, entonces sí, Mujeres de agua es sin duda la novela que estás buscando. Una novela que probablemente muchos calificarán como romántica, una etiqueta que no le gusta nada a Antonia J. Corrales, más que nada porque eso conlleva un estilo, un lenguaje y una temática muy alejada de lo que vamos a encontrar en Mujeres de agua.
Porque no es solo una historia de amor, también es una historia de amistades, de lucha, de crítica social y donde el único desnudo que vamos a ver, es el de los corazones de sus protagonistas.
Yo que tú, no me la perdía.





FRASES PARA PENSAR

Hay numerosas frases a lo largo del libro que inevitablemente he ido subrayando (es lo bueno del kindle, que no se estropea si lo subrayas). Os dejo algunas de ellas como final de esta reseña.
El destino, a veces, debería ser condenado a cadena perpetua por sus actos.

La vida, Mena, es un parpadeo y cuando te das cuenta ya has pestañeado dos veces. No pierdas el tiempo en complacer a los demás, no sirve para nada; sigue tu instinto.

La vida es una ruta con millones de estaciones y paradas. Repleta de apeaderos infinitos y solitarios. La vida es un hola o un adiós, pocas veces recoge la maravillosa súplica de un ¡quédate! o un, no temas, ¡siempre voy a estar aquí!

La vida es eso, un hola y un adiós. (Hay unas cuantas alusiones a Sabina en la novela)

Vivir es sencillo, saber hacerlo solo depende de nosotros.







VALORACIÓN: 9/10



Si quieres conocer más novedades editoriales 2015, pincha AQUÍ





8 comentarios:

  1. Terminé de leerla hace unos días y me gustó mucho. Me encanta la prosa de Antonia y sus historias tan intimistas y emotivas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Me gustó mucho En un rincón del alma, así que no tardaré en leer Mujeres de agua, sobre todo si dices que está a la altura del anterior.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Pues la tengo fichada aunque ahora mismo sin fecha porque ando liadísima. Cómo le gustan a Antonia los paraguas rojos!

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Pues como tengo el anterior sin leer, creo que empezaré por ahí que lo llevo aplazando demasiado tiempo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Me gustó "En un rincón del alma" y más aún "As de corazones". Y tu opinión me ha tentado mucho! Así que me lo llevo anotado y espero hacerme con él en breve y disfrutarlo ;)
    Gracias por tu reseña! Besos

    ResponderEliminar
  6. Me gusta mucho cómo escribe Antonia y quiero leer este libro. Pero antes leeré el anterior, que lo tengo en el kindle desde hace tiempo

    ResponderEliminar
  7. Una autora que tengo pendiente =)

    Besotes

    ResponderEliminar

Analytics