miércoles, 14 de noviembre de 2012

EN UN RINCÓN DEL ALMA (ANTONIA J. CORRALES)

         Mujer de agua bajo un paraguas rojo


FICHA TÉCNICA

Título: En un rincón del alma
Autor: Antonia J. Corrales
Editorial: Aladena
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 184

Ebook: 1,89 €







en un rincón del alma-antonia j. corrales-9788498729863



Editorial: Ediciones B (Zeta bolsillo), 2014
Encuadernación: Tapa dura
Páginas:208
PVP: 6,95 €










No hay duda que la facilidad que supone editar para el ebook permite el acceso al mundo literario a nuevos autores, en los que como en todas las facetas de la vida, habrá que desbrozar y separar el grano de la paja. Espero que esta reseña sirva para indicaros donde encontrar grano al que merece la pena dedicar algo de tiempo.
Nuevos y buenos autores significa también originalidad en los planteamientos, porque cuando encontramos más de lo mismo, pero probablemente peor escrito, estamos ante paja. En un rincón del alma pertenece sin duda a ese grano al que hay que dedicar atención. Una novela tan original que se resiste a una posible clasificación.
El género humano, y sin duda los reseñadores o los críticos de un modo muy especial, tendemos a clasificar y etiquetar todo, quizá como un método sencillo para orientar a nuestro posible lector,porque aunque en muchos casos esas etiquetas conllevan para muchos prejuicios insalvables (en cuanto leo la palabra chick lit yo directamente elimino ese libro sin ir más allá).

En un rincón del alma no es desde luego una novela histórica. Es más, ni siquiera podemos precisar cuándo transcurre la acción, porque no sólo no se mencionan fechas, sino que tampoco hay ningún dato o acontecimiento histórico real que nos pudiera permitir precisar de qué fecha pudiera tratarse, aunque si sabemos que no se trata de un tiempo lejano.
Por no poder fijar, tampoco podemos fijar dónde transcurre la acción. No tiene importancia, porque realmente la historia es tan universal, que muchos son los pueblos de España en los que podría tener lugar esa infancia de la protagonista. Y muchas son las urbanizaciones para nuevos ricos en que podría situarse esa vida de casada, convertida por obra y gracia de su marido casi siempre ausente, en una nueva rica solitaria y aburrida.


Quizás al género al que más se aproxime es a lo que se ha dado en llamar realismo mágico, porque se trata de una historia “real”, porque la vida está llena de historias y mujeres muy parecidas, que en algunos momentos tiene ciertos elementos mágicos, esos que tanto le gustan a Isabel Allende. Pero aunque pudiéramos encuadrarlo en ese género, no esperéis un libro semejante a los de Isabel Allende, porque la prosa de Antonia J. Corrales es mucho más directa, no tanto por sus descripciones, sino porque apenas se desvía de la trama argumental principal, algo que sabéis que no ocurre con Isabel Allende, una auténtica cuenta historias (o cuenta cuentos si lo preferís) en la que tan ricas son las historias paralelas o divergentes que acompañan a la historia principal como esta misma.

Si os digo que es una historia de mujeres, probablemente caigáis en el tópico de agregar que puesto que es una historia de mujeres, es una historia para mujeres. Nada más lejos de la realidad. O tal vez sí, y ante este tipo de historias sale a la superficie el lado femenino de mi personalidad que me hace disfrutar mucho con este tipo de lecturas.
Soy de los que cree que un libro no es para un sexo específico. Simplemente hay buenas o malas historias, con buenos o malos personajes. Bien es cierto, que las historias de las mujeres suelen ser mucho más ricas, porque la personalidad de la mujer está mucho más cargada de sentimientos. Por eso en las historias con protagonistas masculinos normalmente predomina más la acción.




ANTONIA J. CORRALES

Unas pocas líneas para hablaros de la autora, porque la verdad es que poca información hay sobre ella.


En un momento dado de su vida, decidió dar un cambio radical a la misma y tras años trabajando en su profesión (administración y dirección de empresas), dedicarse a lo que realmente le gustaba: la escritura. Trabajó entonces como columnista en periódicos locales, articulista en revistas culturales, entrevistadora en publicaciones científicas o jurado en certámenes literarios.


Las novelas que ha publicado hasta el momento son:
-Epitafio de un asesino (2005)
-La décima clave (2008)
-En un rincón del alma (2011).

MAFALDA

Un apunte más tomado de su página de facebook: Le gusta Mafalda. De hecho, en uno de los pasajes de la novela, se compara a uno de los personajes con Susanita, la amiga de Mafalda. Que alguien se declare de tal modo seguidora de Mafalda, es todo un indicativo de un determinado modo de ver la vida, porque la mordaz visión política de Quino a través de su personaje, no ha pasado de moda después de treinta años.




ARGUMENTO

«Madre, soy Jimena. Sé que apenas me recuerda. Siempre pasé por su lado como una sombra parlante a la que nunca logró prestar atención. (...)
Usted me lo debe, me debe ese tiempo que nunca me dedicó, esas conversaciones que nunca tuvimos... Pero sé que la única forma que tengo de conseguir mi propósito, de que usted me escuche, es a través de estos folios. El autobús desde el que le escribo se dirige al aeropuerto. Me voy a Egipto.»

¿Qué puede llevar a una mujer madura, casada y con dos niños a abandonar la que aparentemente es una vida feliz y sin problemas por un destino incierto? Eso es lo que iremos averiguando en una larga vuelta atrás, mientras Jimena va revisando una vida en la que nunca se sintió querida, por más que el principio de su matrimonio pareciera lo contrario. No solamente no se sintió querida, sino que jamás nadie la escuchó, nadie la tuvo en cuenta. Por lo menos hasta que conoció a Sheela, el comienzo de una amistad que le dio fuerzas para dar un cambio radical a su vida.
Un cambio que hace bajo el amparo de un paraguas rojo, el paraguas rojo que le regaló su amiga Sheela:
«El paraguas rojo de Sheela, mi amiga del alma. No pude embarcar con él, las medidas de seguridad me obligaron a facturarlo con el resto del equipaje. Desde que me lo regaló ha permanecido a mi lado, sirviéndome de apoyo y cobijo, protegiéndome de los malos augurios, tal como ella dijo que haría.»


LA NOVELA

Hay ocasiones en que el caprichoso destino pone en tu camino una serie de libros que, desde puntos de vista totalmente distintos, te presentan diferentes facetas de un mismo problema, en este caso el de una mujer que siente su vida vacía atrapada en un matrimonio sin sentido. Ese ha sido mi caso, pues en menos de un mes he leído tres libros que aparentemente nada tenían que ver entre sí pero que son diferentes vistas de una misma situación. Se trata de La primera luz de la mañana de Fabio Volo, Escrita en tu nombre de Amelia Noguera y este que hoy os traigo, En un rincón del alma de Antonia J. Corrales. Tres libros que os recomiendo.
Diferentes maneras de narrar las sensaciones de una mujer atrapada en un matrimonio en el que ya no siente nada. Mientras que en La primera luz de la mañana el sexo fuera del matrimonio era el que servía a la mujer como cauce para su liberación, una marcha a la felicidad, al descubrimiento de su verdadero yo a través de una infidelidad. Escrita en tu nombre nos presentaba la lucha de una mujer por permitir que en la lucha entre sus diferentes personalidades triunfara la que la permitía disfrutar de la vida. En un rincón del alma nos muestra el poder de la amistad entre tres mujeres aparentemente muy distintas, como la fuerza que propicia el cambio, el que permite a Jimena tomar esa decisión drástica: «Colorín colorado, la princesa se ha fugado.»

Una fuga que no es tal, sino que es la búsqueda de su verdadero yo, de la realización de lo que siempre ha querido, de su verdadera vocación, imposible de materializar con un marido absorbido por el trabajo, siempre ausente:

«Has nacido para escribir y tú lo sabes, lo has sabido siempre...»


Una decisión para la que hace falta mucho valor. Mucho valor para escapar de esa rutina en que se ha convertido su matrimonio. El poder reflexionar cuál es su vida, qué es lo que quiere. Una situación que comparten muchos matrimonios, algo que sienten muchísimas mujeres, pero pocas son las que tienen la capacidad de reconocerlo, de darse cuenta, de tomar las medidas necesarias para ponerle remedio:
«Ya no quería ni necesitaba ser nada en su vida. Me había cansado de aguantar, de luchar, de buscar un instante único entre los dos que me emocionara, que le emocionase. Nos habíamos convertido en dos desconocidos.»

Una novela con ciertos toques mágicos, pues tanto Jimena como Sheela tienen una cierta capacidad de videntes, de ver cosas del futuro, de sentir la presencia de otros seres. Mas no por ello el relato no es realista, pues la situación que vive Jimena, sus dudas, sus miedos, sus esperanzas son reales, demasiado reales para muchos mujeres y muchos matrimonios, por más que ella intente salir adelante bajo la protección de un paraguas rojo:
«Esa es la simbología real del paraguas: la protección. Y el color rojo simboliza la fuerza, la belleza, el éxito y el amor.»




IMPRESIÓN PERSONAL

Nunca sé hasta que punto los gustos que refleja un autor a través de su personaje son reales o ficticios, aunque por lo que pude ver en Facebook, sí lo es ese cariño que siente por Mafalda. Si el resto de los gustos que se reflejan en la novela son reales, estaría ante una más que curiosa coincidencia de pareceres. Porque no sólo soy un forofo de Mafalda, sino que los dos cantautores que Jimena oye con sus amigas son Silvio Rodríguez y Pablo Milanés, de los que canto canciones desde mi juventud. La canción que quiere para su funeral es Alfonsina y el mar, que si bien no esté entre las canciones que elegiría para mi funeral, si está entre las que más me gustan (especialmente la versión de Mercedes Sosa). Y para remate elige como título de la novela una preciosa canción de Alberto Cortés, quizás la que más me guste de él: En un rincón del alma, cuyo final nos deja escrito en las últimas páginas del libro:

«Con las cosas más bellas,
guardaré tu recuerdo que el tiempo no logró.
Sacarlo de mi alma,
lo guardaré hasta el día, en que me vaya yo.»




Son pequeños detalles, pero que me predisponen inconscientemente a favor del autor. Pero por más predisposición positiva que tengas, un libro necesita mucho más que eso para emocionar. Y En un rincón del alma me ha emocionado profundamente, porque ha conseguido que me meta en la piel de esa mujer, que sienta necesidad de protegerla con mi paraguas, de aliviar su dolor, un dolor que no deja de sentir durante la novela, bien sea por el abandono al que es sometida por parte de su madre o de su esposo, o por la pérdida o ausencia de aquellos a los que ama.

Una novela que va de menos a más, que a medida que vas conociendo a Jimena vas sintiéndote más y más atrapado entre las páginas del libro (es un decir, porque el mío era en ebook). Una novela que es muy aconsejable leer en estos tiempos de crisis, porque es un canto a la solidaridad y a la amistad, algo sin lo cual, difícilmente sobreviremos a los tiempos que nos está tocando vivir.
No todo es perfecto. A mi la historia me resultó corta. Directa, sí, sin paja. Pero me hubiera gustado que algunas situaciones se hubieran desarrollado más, que Antonia se hubiera extendido más con los personajes, siquiera fuera para haberlos podido disfrutar durante más tiempo.








Valoración: 8/10






11 comentarios:

  1. Pues mira tiene dos ingredientes que me hacen no decir no a una novela. Una historia protagonizada por mujeres y el realismo mágico. Me fio de tu gusto literario y me la apunto.

    ResponderEliminar
  2. Lo tengo en la estantería desde hace unos días gracias a un sorteo y tengo muchas ganas de leerlo, además por lo que has contado en tu reseña sé que me gustará
    besos

    ResponderEliminar
  3. Por lo que leo es una lectura muy el estilo de la que estoy leyendo actualmente. Personajes femeninos y llena de sentimientos. Besos.

    ResponderEliminar
  4. El realismo mágico no es lo mío, lo reconozco. Después de mi saturación de Isabel Allende no me atrae demasiado.
    Besos,

    ResponderEliminar
  5. Me puede gustar, lo que leí de esa categoría me gustó. Tienes razón que lo de poder autopublicarse a veces nos dificulta elegir, hay mucho, pero no todo vale. Me alegro que gente como tú nos vaya facilitando la labor. Bicos.

    ResponderEliminar
  6. El realismo mágico me gusta mucho. Aprendí a amarlo de mano de Isabel Allende, como bien dices una auténtica cuentacuentos que nos deja varias tramas en una. Apuntadísimo queda, sin dudarlo :)

    Un beso shakiano!!

    ResponderEliminar
  7. De esta gran escritora no se puede esperar menos, sabe expresar los sentimientos como nadie.
    Coincido también con los gustos musicales, como no.
    Muchas felicidades a Antonia por este libro y a ti por esta reseña tan cuidada, tan personal y excelente como acostumbras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Un libro de lo más variado, desde luego.

    ResponderEliminar
  9. Buenos pues tras leer tu reseña tengo que decir que poseo el libro ya que lo gane en un concurso y que lo tengo en la mesilla de noche aunque debajo de otros muchos así que voy a subirlo unos cuantos puestos más. Gracias

    ResponderEliminar
  10. Gracias por la magnífica reseña, no sé cómo agradecertelo, de verdad. ´Muchísimas gracias por dar una oportunidad a mi obra entre tus lecturas y hacer pública tu opinión con este gran trabajo altruista, te estoy muy agradecida.

    ResponderEliminar
  11. Es maravilloso, conmovedor. Real, te sientes identificado con Jimena, impresionante, de verdad
    Tiene todos los ingredientes de una gran historia y muy bien escrita. Felicito a la escritora

    ResponderEliminar

Analytics