miércoles, 8 de junio de 2016

DONDE LOS ESCORPIONES (LORENZO SILVA)

Donde los escorpiones

Lorenzo silva


 
FICHA TÉCNICA

Título: Donde los escorpiones
Autor: Lorenzo silva
Editorial: Destino, 2016
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 350







LORENZO SILVA


Lorenzo Silva (Madrid, 1966) acumula en su haber algunos de los premios literarios más prestigiosos de este país, como el Premio Nadal (2000 por El Alquimista impaciente), el Premio Planeta (2012 por La marca del meridiano), el Premio Primavera (2004 por Carta Blanca).

Lo más conocido de él es su serie sobre una pareja de la Guardia Civil (Bevilacqua y Chamorro), pero además de novela negra (es el organizador del prestigioso Getafe Negro), también ha escrito libros de relatos, libro de viajes y novelas de todo tipo.
Música para feos es la última novela que ha publicado, un nuevo giro a su carrera, pues se trata de una novela donde lo importante son los sentimientos.

Las novelas de Lorenzo Silva de las que podéis encontrar reseñas en este blog son:




 Bevilacqua en Afganistán


ARGUMENTO de DONDE LOS ESCORPIONES


En medio de una operación que ha resultado un desastre total, Bevilacqua recibe una llamada del general Pereira 
«-Solo quería avisarte de que he pedido que te asignen un marrón, te llamo para explicártelo y pedirte disculpas personalmente. ¿Por dónde paras?-Cañada Real, algo así como el culo del mundo. Y además esto aquí porque acabo de meter la pata hasta la ingle. Ya ve, mi general, a mis años y en la recta final de mi carrera, no me puede ir peor.-Siento oír eso, y me haces sentir culpable, porque me temo que he pedido que te manden a un lugar todavía más jodido, que ese donde estás ahora. Ya sabes que todo es susceptible de empeorar.
(…)-¿Te suena de algo Herat, Afganistán?» (Página 27-28)

Hasta allí ha de desplazarse Bevilacqua junto con la sargento primero Chamorro, el cabo Arnau y la cabo primero Salgado, para resolver un extraño caso en la base militar en la que operan las tropas españolas.

«Creo que los tres tenemos la experiencia suficiente como para saber que las casualidades no existen, y tienden a existir aún menos cuando aparece un cadáver. No digamos si se trata de alguien de carácter problemático, que muere mientras su vida familiar se está yendo al garete, y mientras está en un lugar que no es cualquier lugar, ocupándose de algo que no es cualquier cosa. Por eso he querido que vayáis vosotros». (Página 44)







DONDE LOS ESCORPIONES


Esta es la novena novela de la serie Bevilacqua:




-El lejano país de los estanques (1998). Premio El Ojo Crítico 1998.
-
El alquimista impaciente (2000). Premio Nadal.
-Nadie vale más que otro, cuatro asuntos de Bevilacqua (2004).
-
La reina sin espejo (2005).
-La marca del meridiano (2012) Premio Planeta




Donde los escorpiones comienza de un modo un tanto peculiar, pues lo hace un tiempo después de que hayan tenido lugar los sucesos que narra la novela, con el remate de una operación que en su día fue un completo fracaso pero que es durante la cual Bevilacqua y su gente reciben la llamada que los llevará fuera de España a resolver el presunto asesinato, pues el suicidio no queda totalmente eliminado en un principio, de un soldado español que se encuentra destinado en la base de Herat en Afganistán.
Peliagudo caso, pues es una base internacional en la que su asesino puede ser desde otro militar español (algo que las autoridades militares no ven con agrado), a un militar de otra nacionalidad (comparten base con un contingente italiano con el que ha tenido el muerto un enfrentamiento), algún civil norteamericano de esos que están adscritos al ejército con misiones especiales o incluso uno de los ayudantes afganos (una brecha en la seguridad de la base vista aún con más recelo)

Si peculiar es ese mundo al que nos va a trasladar Lorenzo Silva, no menos lo es ese otro con el que comienza, en El Gallinero, una zona marginal del no menos marginal poblado de La Cañada Real, a un paso de Madrid, convertido en el supermercado de la droga:
«Está el mundo donde rigen las leyes comunes y está este sitio, que a su manera presta un servicio público, es el apartadero adonde va a parar lo que nadie quiere ver». (Página 23)

El paso de loa años poco a poco va dejándose sentir, así que nos presenta a un Bevilacqua en plena forma mental, aunque no puede decirse exactamente lo mismo de su estado físico
Chamorro era de esa gente que sabe disfrutar del ejercicio físico y estaba en forma, pero yo, siempre me he aburrido mucho corriendo, y no digamos atrapado en alguna máquina de gimnasio, había dejado que me cayeran encima cuatro o cinco kilos más. (Página 32)

Soldados españoles en Afganistán (foto de Lorenzo Silva)
La serie ha ido  cambiando constantemente de escenarios. Comenzó por tierras mallorquinas en El lejano país de los estanques,  para trasladarse luego a una España rural (creo recordar que la acción transcurría en Guadalajara) en El alquimista impaciente, viajar a las Islas Canarias (Tenerife y La Palma) en La doncella y la niebla, a los paisajes urbanos de Madrid en Nadie vale más que otro al propio Madrid (que curiosamente no es uno de los escenarios habituales pese a ser donde tiene la sede la unidad a la que pertenece Bevilacqua) en La estrategia del agua, viajar a Barcelona en La Reina sin espejo y posteriormente volver allí en La marca del meridiano y trasladarse finalmente a la costa levantina en Los cuerpos extraños. Pero esta vez el viaje ha sido un poco más largo, porque se va ni más ni menos que a 6.000 Kilómetros para resolver un caso en Afganistán.
Un lugar lejano y distinto, pero que es la manera en la que Lorenzo Silva nos cuenta una realidad muy poco conocida: la de las tropas españolas dejando su sudor, su sangre y a veces hasta la vida en remotos lugares.

Pero antes de partir hasta allí, Bevilacqua nos deja unas cuantas perlas y análisis de la situación española, donde se le nota que, aunque haya ganado barriga, su mente sigue siendo igual de rápida y mordaz que de costumbre.
Nos trae así una constatación que de un tiempo vamos observando los madrileños (me imagino que en Barcelona pasará algo semejante) con una realidad diaria como son los atascos de tráfico:
«Se notaba que algunos, los que no habían llegado a padecer con toda su dureza el derrumbe económico, pero por contagio del pánico habían moderados sus gastos, empezaban a creer superado lo peor y volvían a recurrir al coche para desplazarse. Entre eso y el petróleo barato tocaba a su fin aquellos años en los que la red viaria madrileña funcionaba por debajo de su capacidad». (Página 30)

O un análisis de nuestra situación política y los nuevos partidos aspirantes al poder.
«¿Tú los ves gobernando algo? No sé –dudó-. Veo al personal muy sumiso, sobreviviendo como puede, aceptando cobrar seis horas por hacer ocho, y casi dando las gracias por poder respirar». (Página 31)

Sus lectores habituales conocemos muy bien a Bevilacqua, pero no viene mal un recordatorio de cuál es el origen de su trabajo en la Guardia Civil, a la que por cierto en numerosas ocasiones llama “la empresa”
«Solo muy de vez en cuando recuerdo que sí, en efecto, en alguna remota época de mi juventud invertí cinco años de mi vida en superar el plan de estudios de una facultad de Psicología, Nunca he ejercido la profesión, más allá de lo que pueda entenderse como ejercerla el tratar con un buen puado de tarados a lo largo de mi carrera como investigador criminal». (Página 41)

Una novela en la que Bevilacqua va acompañado como siempre de la mordaz Chamorro y de su último “fichaje”, el cabo Arnau, junto a la cabo primero Salgado que ya ha aparecido también en algún otro libro:
«El cabo Arnau me respondió como esperaba de quien había criado a mis pechos, desde que había llegado a la unidad siendo un joven guardia en periodo de pruebas y con más probabilidades de superarlo que de acabar quedando entre los elegidos». (Página 50)


Y, como no, un par de píldoras sueltas por obra y gracia del autor que os dejo:

«Quien teme morirse se muere varias veces al día, todos los días de su vida. Quien no, se muere cuando le toca y ya está». (Página 45)
«Ojos que no ven, corazón que queda indemne, asegura el refrán castellano, pero los ojos que una y otra vez dejan de ver acaban siendo indicio de corazón ausente o endurecido». (Página 157)






IMPRESIÓN PERSONAL

Y ya van con ésta nueve novelas de la serie. Una serie que puntualmente está saliendo cada dos años con nuevas aventuras y desventuras del personaje que más ha hecho por la Guardia Civil en este país: Bevilacqua.
Sigue sin perder el tino Lorenzo Silva, que además de cambiar una y otra vez de escenario, lo hace también de argumentos, siempre pegados a la realidad cotidiana, como una manera de que sus novelas consigan eso tan preciado en una buena novela negra: ser crítica y reflejo de la sociedad que muestran.
De ahí lo acertado de este viaje a Afganistán para mostrarnos la vida diaria de las tropas que en dicha zona se juegan la vida en una difícil misión no siempre fácil de comprender, ni por los que allí les tienen (para los que en muchos casos no son otra cosa que invasores) ni para los que aquí vemos cómo va hacia allí una parte del presupuesto del estado.

Lohar
También como es habitual en otras novelas de la serie, van compaginándose esa crítica, divertida y sarcástica visión de la sociedad española que el autor nos ofrece, con una trama bien urdida. En este caso además, me ha parecido muy original el difícil caso que han tenido que ir a resolver hasta allí los protagonistas.
Además, casi sin darnos cuenta, algo más sabremos al terminar el libro sobre los afganos. Por lo menos, como mínimo, habremos aprendido que hay un peculiar instrumento que sirven para obtener el opio: el cuchillo amapolero o lohar (que el autor enseñó en su presentación en la Feria del Libro de Madrid)





Gracias a Editorial Destino que me ha proporcionado un ejemplar de Donde los escorpiones, para su lectura y reseña.




VALORACIÓN: 9/10

Si quieres conocer más reseñas de novela negra, de misterio o policiaca pincha AQUÍ

Si quieres conocer más novedades editoriales 2016, pincha AQUÍ


               


5 comentarios:

  1. Tras leer Música para feos, este escritor me llama mucho la atención, así que apunto esta novela para futuras lecturas.

    Gracias

    ResponderEliminar
  2. Estoy segura de que esta serie caerá algún día, besotes y gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  3. Me haré con ella la próxima semana que viene a presentarla a Málaga. Ya te contaré pero espero disfrutarla tanto como tú.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Lo leeré seguro, me encanta esta pareja =)

    Besotes

    ResponderEliminar

Analytics