martes, 10 de mayo de 2016

EL DESORDEN QUE DEJAS (CARLOS MONTERO)

El desorden que dejas

Carlos Montero



FICHA TÉCNICA

Título: El desorden que dejas
Autor: Carlos Montero
Editorial: Espasa, 2016
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 403







CARLOS MONTERO


Así de escuetos se muestran en la editorial a la hora de darnos la biografía de este autor en la solapa interior de la novela:
Carlos Montero (Celanova, Ourense, 1972) lleva escribiendo más de veinte años. Esta es su segunda novela.

Como veis, ni siquiera nos dicen el nombre de su anterior novela: Los tatuajes no se borran con laser.

Poco más nos dice su cuenta en twitter, aunque agrega un detalle muy importante; es guionista y ha trabajado en importantes series (alguna aún por estrenar):
Creador de Foq. Guionista de El comisario, El tiempo entre costuras, Apaches...







ARGUMENTO de EL DESORDEN QUE DEJAS


Raquel es una profesora de literatura sin plaza, pero que, gracias a la alta nota que sacó en la oposición, va empalmando una suplencia tras otra. La que acaban de darle ahora es larga, pues tiene que suplir a una profesora fallecida al poco de comenzar el curso, por lo que se traslada junto a su marido German, un periodista en paro que lleva dos años intentando escribir un libro sin conseguirlo hasta Novariz, que es justamente el pueblo de su marido.
«Esta es una oportunidad única para los dos. Para que empecemos de cero en el mejor de los entornos. Su pueblo, una pequeña villa de doce mil habitantes en lo más profundo de Ourense, con mucha historia, mucha bruma y mucha niebla, mucho puente romano atravesando el río, muchas termas de aguas calientes alcalinas, mucho verde, mucho monasterio barroco, mucho turismo en verano, pero un pueblo. Ah, y golpeado por la crisis además». (Página 16)

Su sorpresa va a ser encontrarse que la profesora a la que sustituye, se suicidó. Aunque no será la última sorpresa que se lleve, pues al poco de comenzar recibirá una extraña nota entre los exámenes que le entregan:
«Es un dibujo del juego del ahorcado, una chica colgada de un árbol aunque no está acabado, al igual qu7e la palabra que hay debajo. Faltan algunas letras para completar mi nombre: R___E_.¿Qué es esto? Le doy la vuelta al folio y encuentro la respuesta. Y un miedo palpable, exagerado pero muy real, se apodera de mi al leerlo: “¿Y tú cuánto vas a tardar en morir?”» (Página 52)

Es el comienzo de un acoso que amenaza con arruinar su matrimonio y su vida.





EL DESORDEN QUE DEJAS


El desorden que dejas ha sido la ganadora del Premio Primavera de Novela 2016 que estaba de aniversario, pues es su vigésima edición, motivo por el cual realizaron una fiesta para su presentación.

El desorden que dejas es una novela que podríamos encuadrar dentro del género de novela negra (como tal aparece en el catálogo de Casa del libro), aunque no es una novela negra al uso, no solo por el tipo de intriga y suspense que el autor ha creado, sino por ser un reflejo del adolescente contemporáneo, de su gran capacidad de acceso a la información y del manejo de unos recursos que a nosotros se nos escapan, acostumbrados a servirse de las nuevas tecnologías para su uso y beneficio.
Porque una de las cosas que pone los pelos de punta en esta novela, es lo fácil que resulta acceder a toda esa información que creemos guardada y a salvo de miradas indiscretas. Como bien nos destacan las novelas policiacas actuales, una de las primeras cosas que hace la policía cuando investiga un caso, es acceder a las cuentas de Facebook, twitter y al correo electrónico de los implicados en el caso, porque ahí encuentran prácticamente toda la información que buscan. Una información que en malas manos…
Y eso es justamente lo que le pasa a Raquel, que empieza a ser acosada a partir de imágenes de fotos que tiene en su teléfono móvil.

Una imagen nada idílica y tal vez por eso bastante cercana a la realidad, de un grupo de estudiantes adolescentes:
«Son manipuladores, inteligentes, crueles. Ya habían abusado de algún que otro chaval. Cuando ven a alguien débil, van a por él. Son como las pirañas con la sangres. Yo no entendía por qué, por qué esa saña, hasta que caí. ¿Sabes por qué lo hacen? Porque pueden. Solo para demostrar que pueden. No necesitan ningún otro motivo». (Página 104)


Puente romano de Allariz
Muy interesante la ubicación de la novela en la provincia de Orense, lugar de nacimiento del autor. Eso sí, no existe Novariz, el pueblo donde transcurre la acción, algo de lo que me di cuenta cuando al buscar fotos para ver cómo era el pueblo, me remitía permanentemente al libro que aquí me ocupa. Por eso, todas las fotos que acompañan esta reseña (fotos de mi archivo personal) no son de Novariz, sino de Allariz, un pueblo también de Orense que se ajusta (eso sí con la mitad de población) a las características que de Novariz se nos habla en la novela, con su puente romano, sus aguas termales, su iglesia románica, la autovía a un paso…


Una novela que se adentra en los complejos pensamientos de la mente humana, aquellos que le hacen sentir miedo, los que le llevan a la desesperación e incluso al suicidio.
«Me siento tan lejos de la gente que no puede más y acaba con su vida. Pero tanto. Lo comprendo, claro. Comprendo la debilidad y comprendo que alguien se puede sentir muy mal o muy atrapado, o muy desesperado. Comprendo las oscuridades del alma, no soy ajeno a ellas. ¿Pero tanto como para rendirse y ahogarse en un río, pegarse un tiro o tragarse un bote de pastillas? ¿Cómo se puede llegar hasta ese extremo?» (Página 47)


El desorden que dejas, además de la ambientación, se apoya en unos personajes muy conseguidos en los que, salvo Nanuk, el perro husky de cuatro años de la pareja protagonista, ninguno es bueno, todos tienen su lado más o menos oscuro, con un pasado o presente que quieren mantener oculto.






IMPRESIÓN PERSONAL

El desorden que dejas ha superado con creces las expectativas que con él tenía, que aunque no eran excesivas, no eran bajas precisamente. Y lo hace desde el primer momento, con el descubrimiento de Elvira (a la que todos llaman Viruca), la profesora del instituto flotando en el río.
No tarda mucho la novela en llevarnos al instituto donde va a dar clases Raquel y a dejarnos a partir de ese momento con el alma en un puño por el acoso que va a sufrir (¿por parte de sus alumnos?) la joven profesora. Porque aunque nuestro pasado no sea como el de ella, muestra la frágil seguridad a la que está sometida nuestra vida privada gracias a llevarla toda encima en nuestro móvil.

Iglesia románica de Allariz
Los personajes, la ambientación, tanto del pueblo como de la vida del instituto, han hecho que en todo momento me haya quedado prendido entre las páginas del libro, añadiendo a Carlos Montero a esa lista, cada vez con más nombres de guionistas televisivos que escriben novelas que merece la pena leer. Véase por ejemplo Miguel Sáez (Apaches, en cuyo guion para la serie en televisión ha trabajado Carlos Montero), Jorge Díaz (Tengo en mí todos lossueños del mundo) José A. Pérez Ledo (Esto no es una historia de amor)
Sin ser una novela negra clásica, gustará a los aficionados al género, pero al mismo tiempo, también le puede gustar a aquellos que no son aficionados al mismo, porque El desorden que dejas es una novela para cualquier tipo de lector.



Gracias a Editorial Espasa que me ha proporcionado un ejemplar de El desorden que dejas para su lectura y reseña.     

  



VALORACIÓN: 9/10

Si quieres conocer más reseñas de novela negra, de misterio o policiaca pincha AQUÍ

Si quieres conocer más novedades editoriales 2016, pincha AQUÍ




12 comentarios:

  1. No me llamaba la atención hasta que he visto buenas críticas como la tuya. Habrá que tenerla en cuenta.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  2. Estoy deseando leerlo y tú lo haces más irresistible.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo con tus sensaciones, yo también la he disfrutado mucho. Los personajes me parecieron muy logrados (mi precioso Nanuk <3 ) y la trama muy bien hilada, sobre todo por el enfoque que da al tema de redes sociales.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Cada vez me apetece más esta novela, yo ya no sé qué hacer con mi vida lectora de verdad...
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Ayer publique mi encuentro el autor. Gran novela

    ResponderEliminar
  6. Buenas sensaciones me inspira, no me importaría leerla. Y ojalá caiga en mis manos.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. No era un libro que me llamase pero estoy viendo tantas buenas reseñas que ya me está picando la curiosidad.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Tomo nota de la novela. Tu impresión sobre ella me ha convencido. Y me alegra saber que un gallego más empieza a ganarse un sitio en el mundo de la literatura.

    ResponderEliminar
  9. Sabes que la tengo pendiente pero cada vez con más ganas de leerla. Besos.

    ResponderEliminar
  10. A mí me ha encantado. Me ha parecido un novelón por todo, ambientación, trama, personajes... Los pelos como escarpias con lo de las redes sociales y el móvil!

    ResponderEliminar
  11. Coincidimos en la buena impresión de la novela sin tener muchas esperanzas previas. Para mí ha sido una sorpresa estupenda. Coincidimos en la presentación del libro y por eso me ha llamado la atención un detalle, que con tu permiso digo: me sorprende, conociéndote como te conozco, que hayas basado todas las conclusiones en lo que allí se habló, empezando por la frase referida al noblote Nanuk. Frase que fue dicha, casi tal cual, por Nativel Preciado. Echo de menos un planteamiento más subjetivo, más personal. Pero, obviamente, con todo mi respeto a tu criterio, no puede ser de otras manera. Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Lo tengo fichado!! Creo que me gustaría =)

    Besotes

    ResponderEliminar

Analytics