jueves, 7 de abril de 2016

SARNA CON GUSTO (CÉSAR PÉREZ GELLIDA)

Sarna con gusto
César Pérez Gellida




FICHA TÉCNICA

Título: Sarna con gusto
Autor: César Pérez Gellida
Editorial: Suma de Letras, 2016
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 512






Editorial: Punto de Lectura, 2017
Encuadernación: Tapa blanda, bolsillo
Páginas: 512
PVP: 9,95 €





CÉSAR PÉREZ GELLIDA


Con la publicación de Memento mori fue la primera vez que oí hablar de este autor. Pero no iba a ser la última, porque ahora está en boca de muchísimos lectores. Todavía desconocido para gran parte del público, os transcribo lo que la editorial nos cuenta de él:

César Pérez Gellida nació en Valladolid en 1974. Es Licenciado en geografía e historia por la Universidad de Valladolid y máster en dirección comercial y marketing por la Cámara de Comercio de Valladolid. Ha desarrollado su carrera profesional en distintos puestos de dirección comercial, marketing y comunicación en empresas vinculadas con el mundo de las telecomunicaciones y la industria audiovisual hasta que, en 2011, decidió trasladarse con su familia a Madrid para dedicarse en exclusiva a su carrera de escritor.
César Pérez Gellida irrumpió con fuerza en el mundo editorial con 
Memento mori, que cosechó grandes éxitos tanto de ventas como de crítica y obtuvo el premio Racimo de literatura 2012. Constituía la primera parte de la trilogía «Versos, canciones y trocitos de carne», que continuó con Dies irae y se cerró con Consummatum est y por la cual le fue otorgada la Medalla de Honor de la Sociedad Española de Criminología y Ciencias Forenses 2014 como reconocimiento a su ardua labor de documentación.

En noviembre de 2014 le otorgaron el Premio Piñón de Oro como vallisoletano ilustre, y en marzo de 2015 apareció su cuarta novela, Khimera. Actualmente sigue escribiendo y colabora como columnista en El Norte de Castilla.

Sarna con gusto es su última novela publicada






ARGUMENTO de SARNA CON GUSTO


Tras los sucesos acontecidos en el caso de Augusto Ledesma,, sus superiores decidieron que lo mejor era meterlo una temporada en la nevera y para ello nada mejor que abrirle un expediente disciplinario por insubordinación a los mandos: dieciocho meses de suspensión de empleo y sueldo, aunque gracias a su brillante hoja de servicios, quedaron reducidos a seis.
El tiempo pasa rápido y Sancho y se va a reincorporar a su puesto de trabajo, por lo que decide tomarse durante las fiestas locales unas cervezas con sus compañeros antes de reincorporarse. Será el último momento que tenga de tranquilidad, porque durante las fiestas han secuestrado a la hija del concejal delegado general del área de infraestructuras y Vivienda del Ayuntamiento de Valladolid y de la hija de un rico empresario.






SARNA CON GUSTO


Puesto el punto final a la trilogía Versos, canciones y trocitos de sangre, comienza con Sarna con gusto una nueva serie: Refranes, canciones y rastros de sangre con el inspector Ramiro Sancho como protagonista.




Empecemos por el principio. Y el principio es el prólogo a la novela, ese que muchos no leen o que dejan para el final de la novela, pues muchos prologuistas, a modo y manera de los malos reseñistas, destripan la novela y sus sorpresas al que va a comenzar a leerla.
No es el caso de las novelas de César Pérez Gellida, que siempre ha conseguido muy buenos prólogos para sus novelas:
-Michael Robinson (Memento mori)
-Lorenzo Silva (al que le dedica un guiño en esta novela (en uno de los capítulos encuentran una novela que casualmente es de Lorenzo Silva) (Consumatum est)
-Jon Sistiaga (Dies Irae)

En el caso de Sarna con gusto, ha conseguido enredar para el prólogo a Urtzi, inspector de homicidios. Un prólogo que merece ser leído antes de comenzar con la novela. En primer lugar porque nos desvela los comienzos de César Pérez Gellida cuando acudió a él para recabar información antes de escribir la novela.
Para aquellos que además no hayáis tenido aún la ocasión de leer ninguna novela de Sancho, encontraréis una muy acertada descripción del personaje
«Ramiro Sancho tiene pelaje de madero, es un tipo noble y concienzudo, sin dobleces, tal cual. Es del gremio y se ha sabido rodear por buenos camaradas, del todo imprescindibles para afrontar la investigación del secuestro que ha pergeñado el autor».

Encontraréis además todo un halago de un profesional de la investigación criminal hacia el autor:
«Quizá lo mejor que pueda decir sobre él es que, si César fuera policía, yo habría hecho lo imposible para que estuviera en mi grupo».

Y por último, pero no por ello menos importante, tras leer el prólogo, no serás capaz de frenar y comenzarás de inmediato a leer la novela, tales son las ganas que consigue dejarte Urtzi:
«Está resuelta de forma tan brillante que he llegado a pensar en que César fue secuestrado en otra vida anterior o bien que el muy cabrón fue secuestrador. No descarten ninguna hipótesis».


Como habréis podido ver en el argumento, Sarna con Gusto es la historia de un secuestro
«Un secuestro va mucho más allá de la mera privación de libertad, aunque eso solo lo sepan quienes lo han sufrido».

Y como es más que una privación de libertad, César Pérez Gellida nos muestra en la novela todos los posibles ángulos del mismo, desde la propia investigación del secuestro, la situación de la familia y el durísimo castigo al que se ven sometidos, los movimientos de los secuestradores y, sobre todo, el punto de vista de Margarita, la joven secuestrada.
Margarita es uno de los grandes hallazgos de esta novela, un personaje que sin duda os será muy difícil olvidar, dotado de una gran fuerza y en el que podremos ver la evolución de su mente, su lucha por sobrevivir, las personalidades que se debaten en su mente y que le llevan desde la entrega y desesperación más absoluta a la lucha por su vida.


No sé si os habréis fijado, pero en todas las novelas que tienen a Sancho como protagonista, César Pérez Gellida hace un cameo en la novela (¿o creíais que Hitchcock era el único que lo hacía en sus películas?)
Bueno, en este caso hace más de uno. El primero casi de refilón:
«-El representante de jugadores de rugby alquila su casa. ¿te acuerdas de él?
-Perfectamente, el calvo que traga casi más cerveza que tú».

El segundo, como para no pillarlo:
«-Me voy a dedicar a escribir. Tengo una novela empezada que siento la necesidad de terminar. A ver de lo que soy capaz.
-¿Una novela?
El exrepresentante se pasó la mano por su afeitada cabeza.
-Policiaca. Muy negra. No descartes recibir algún día una llamada de tu nuevo casero para pedirte información».


Vuelven a aparecer alguno de sus compañeros de aventuras, como el policía islandés, ahora ya retirado Olafur Olafson, del que se nos cuenta algo de su pasado. Algo que podéis leer en uno de esos relatos cortos que César Pérez Gellida ha publicadocon personajes de la trilogía: Sapere aude
Un suceso que marcó su vida y que lo tiene sumergido en el alcoholismo:
«Aquella jornada dejó treinta y cuatro muertos, los treinta y tres que murieron a consecuencia de los atentados más un joven integrante de la real policía del Úlster de origen islandés».

Y los que disfrutasteis con Erika Lopategui, también tendréis ocasión de volver a estar con ella unas páginas.


No es el secuestro la única trama de la novela, porque por si no fuera poco con tener que investigar un secuestro, Ramiro Sancho está involucrado en una investigación que lo pondrá en el punto de mira de los peores asesinos del mundo. Todo por haber recibido, aunque todavía no lo sepa, un informe que pone en riesgo a una organización criminal:
«Había enviado el resultado de más de veinte años de investigación: el informe completo sobre la Congregación de los Hombres puros. Personas de confianza recomendadas por su ya fallecido amigo Armando lopategui, el responsable de que él decidiera hincar el diente a un pastel relleno de las peores atrocidades cometidas contra el ser humano. Solo ellos podrían continuar su labor. Solo ellos podrían hallar el Cartapacio de Minos».


Campo Grande (Valladolid)
Quizás en la novela, para aquellos que no conozcáis el personaje, lo vayáis conociendo más por sus hechos (esa recepción que le hacen sus compañeros cuando va a volver a trabajar, por ejemplo) que por las descripciones del mismo, porque solo avanzada la novela el autor nos da algunas pinceladas de cómo le ven los demás:
«Ponía la mano en el fuego por tu, y cito textualmente, “incorruptible honestidad y testarudez”».

O esta otra descripción:
«-Tú eres un guardián de las normas. Un caballero andante, y tu propósito es luchar, enfrentarte con quienes las quebrantan sin plantearte si son o no correctas, si son o no necesarias».


En el caso de Sarna con gusto, volveremos a encontrar toda una banda sonora, producto de los gustos musicales del autor, muy extensa. Pero a diferencia de las anteriores, los capítulos no serán títulos de canciones, sino refranes y dichos.
Os dejo una pequeña muestra de los mismos:
-Quien nace lechón muere gorrino.
-Por grande que parezca el ruedo, el toro siempre termina desangrado.
-Agua pasada no mueve molino, pero arruina el sembrado.
-A la fuerza ahorcan.
-Con la iglesia hemos topado.
-Entre el honor y el dinero, lo segundo es lo primero.
-Es preferible ser un imbécil por decisión propia que listo por imposición.
-Cumplir años no solo deja arrugas.
-De cumplidores y cumplidos están tejidos los malentendidos.
-Tuerto que a ciego guía, ni de noche ni de día.
-Siempre que uno gana otro pierde.
-El vino aguado y la confianza guárdatelos para Sancho Panza. 
-Entender es solo un verbo.


La mayor parte de la acción de Sarna con gusto, transcurre en Valladolid, que vuelve a aparecer con esta novela en el mapa de la literatura española. Y por supuesto, el Café Zero con su música y sus combinados, vuelve a hacerse presente. Seguro que habrá presentación de la novela allí.







IMPRESIÓN PERSONAL

Ha pasado ya un tiempo desde aquel verano en que compré en la colección de libros de novela negra que editó El País, un libro que había leído que estaba bien: Memento mori. Era la primera novela de un autor con el que me quedé enganchado: César Pérez Gellida.
Sarna con gusto es ya su quinta novela, así que, según sus propios criterios, ya es sobradamente un escritor:
«-¿Qué tal en la casa del representante?
-El escritor, querrás decir —le rectificó.
-Cuando publique algo, ¿o acaso yo era policía antes de tener la placa? pues eso: si yo no era nada, él tampoco».

Una quinta novela en la que se ha superado a sí mismo, porque nos muestra nuevamente el lado oscuro de nuestra sociedad, de la maldad del hombre, pero lo hace de un modo que deja pocas dudas de hasta qué punto ésta es real. Porque aunque psicópatas, haberlos haylos, no dejan de ser casos muy extraños. Los asesinos en serie existen en la vida real, pero son muchas más las novelas que se han inventado con ellos que los casos que se han dado.
En cambio un secuestro… Cierto que en España, aparte de los secuestros exprés, una moda que han traído consigo bandas extranjeras, los secuestros no son algo frecuente, en otros países como Méjico, hay casi más secuestros que robos.
Da miedo, según lees la novela, ver el realismo con el que está narrada toda la trama, hasta el punto de que Sarna con gusto parece el manual para un perfecto secuestro.

La descripción del secuestro y de todos los que toman parte en el mismo, de un lado o de otro, están tan conseguidos, que no he podido menos que, pese a saber que es todo producto de la fantasía del autor, que leer la novela con el corazón en un puño, con una acción que no para de crecer a medida que se desarrolla la trama.
Porque si no fuera suficiente con la tensión de un secuestro, del tiempo para resolverlo que parece que se agota, introduce César Pérez Gellida una nueva trama, esa que permitirá la continuidad de esta novela, con el enfrentamiento contra un grupo internacional, en la que parece que es imposible que puedan salir Ramiro y sus amigos con vida.

Así que, pasado el contento inicial de tener una nueva novela de César en nuestras manos, volvemos a quedarnos ansiosos esperando la próxima entrega, no para ver cómo termina el tema del secuestro, que eso sí que os anticipo que queda resuelto en esta novela, sino por saber cómo saldrá Ramiro Sancho del nuevo embrollo en que le han metido.


En cuanto a la valoración, inicialmente había pensado en darle 9/10. Pero Sarna con gusto es de esas novelas que con el transcurso de los días no ha parado de dar vueltas en mi cabeza y gustarme más y más. Algo que solo ocurre con un puñado de novelas de ahí que haya finalmente decidido darle la puntuación máxima.

Una novela que sin duda no defraudará a los seguidores de César Pérez Gellida y que puede servir para que os animéis con él todos aquellos que no lo hayáis hecho aún.


Este es el vídeo que os habla de Ramiro Sancho, el protagonista de la serie




Os dejo el booktrailer de la novela:







Gracias a César Pérez Gellida que me ha proporcionado un ejemplar de Sarna con gusto  para su lectura y reseña.





VALORACIÓN: 10/10

Si quieres leer más novela negra, policiaca o de misterio, pincha AQUÍ



Si quieres conocer más novedades editoriales 2016, pincha AQUÍ

   



21 comentarios:

  1. Estoy deseando leerla. A ver si llega hoy y me quedo tranquila, jajaja

    Bs.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que empezaré por la novela autoconclusiva del autor y, solo si me gusta mucho mucho, me animaré a leer su primera trilogía.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  3. Paso sin leerte que quiero ir a ciegas. Me quedo con ese pedazo de puntuación.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Tengo la trilogia pendiente. Un beso ,)

    ResponderEliminar
  5. Cuando uno vuelve a los autores que le han hecho mucho disfrutar siempre hay miedo a que no esté a la altura. Pero vaya, parece que no es el caso. Así que tengo muchas ganas de reencontrarme con Ramiro.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. A la espera de la resolución de un sorteo estoy, si no me toca, lo compraré inmediatamente.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Lo leeré en breve, aunque todavía no lo he comprado. Como tú, también soy fan de este escritor. Desde el momento en que empecé a leer esta trilogía me fascinó. Khimera no tanto, aunque la creación de ese mundo futurista es para quitarse el sombrero. Me faltan de leer los spin off. Por lo demás, ha de estar bien esta última cuando la valoras con un diez. Así que tendré que comprarla cuanto antes. Besos!!

    ResponderEliminar
  8. Mil gracias, Pedro, de verdad. Un lujazo contar con esta reseña como punto de partida. Un fuerte abrazo¡¡

    ResponderEliminar
  9. No me he leído nada de este autor. Habrá que ponerle remedio. Veo que has disfrutado con su lectura. Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Estoy deseando leer esta novela, así que paso muy de puntillas por la reseña y volveré una vez que la haya leído. ¡Qué ganas!
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Estoy deseando leerla, porque he leído todos los anteriores y me han gustado mucho. Besos

    ResponderEliminar
  12. Gracias por la reseña lo tendré pendiente.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. La trilogía me encantó así que esta novela va a caer.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  14. Empecé anoche. El prólogo es sublime. Una frase: las pisadas del diablo no suenan. Sigo con ella.

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué ganas de leerlo!
    Hoy leeré Mutatis mutandis a modo de aperitivo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  16. Hola!
    Desde que supe de su publicación quiero leerlo, me encantó la trilogía así que este lo leeré espero que más pronto que tarde. Tu reseña me deja con más ganas, cuando hay algo que esperas con tantas ganas siempre temes que pueda desilusionarte, pero por lo cuentas no es así y mantiene el nivel de los otros!
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Creo que empezaré primero por su anterior trilogía porque no me quiero perder en los detalles que aparezcan en esta nueva saga, pero sí o sí la leeré ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  18. Todavía no he leído al autor! Ya toca!

    Besotes

    ResponderEliminar
  19. Con que ganas me has dejado de volver a leer al autor y reencontrarme con Ramiro... Me haré pronto con ella!
    Un beso

    ResponderEliminar

Analytics