miércoles, 27 de febrero de 2013

LA VIDA IMAGINARIA (MARA TORRES)

Viviendo en una nube de irreal fantasía


Siempre se ha dicho que el Premio ePlaneta es un premio “comercial” (aunque lo comercial no tiene por qué necesariamente ser malo), en muchas ocasiones se ha dado el caso de que era mucho mejor la novela finalista que la propia ganadora. En el Premio Planeta de este años, la novela ganadora fue La marca del meridiano de Lorenzo Silva, una buena novela y el reconocimiento a la trayectoria de un gran escritor, por lo que con que la novela finalista estuviera a su altura, ya sería una gran novela.
Con ese ánimo empecé a leer esta novela y el que os presento a continuación es el resultado de su lectura.



 


MARA TORRES


Nada conocía de Mara Torres, la autora de la novela. Podría sonarme, porque escucho la SER y algo si veo en la televisión, pero no es así. Por eso os dejo lo que en la contraportada del libro se dice de ella:


«Mara Torres (Madrid 1974) es periodista y escritora. Completó su formación de posgrado y doctorado en el departamento de Lengua y Literatura. En 2008 comenzó estudios de Literatura Comparada en la Facultad de Filología de la UCM.
Ha desarrollado su trayectoria profesional en la Cadena SER, donde dirigió el programa ”Hablar por hablar” entre 2001 y 2006, convirtiéndose en líder de las noches radiofónicas. De ahí pasó a TVE para presentar “La 2 Noticias”, que acumula más de ciento cincuenta galardones y se ha convertido en el informativo más premiado de España.
Entre otros reconocimientos, Mara Torres ha obtenido la Antena de Oro y el Micrófono de Plata. En 2004 publicó el Libro “Hablar por hablar. Historias de Madrugada”, y en 2006 “Sin ti. Cuatro minutos desde la ausencia” (Finalista al IV Premio Setenil al Mejor Libro de Relatos) ambos de no ficción.
”La vida imaginaria” es su primera novela.»






ARGUMENTO


«Quiero ser como toda esa gente que es superfeliz un sábado por la noche (...). Porque todos tienen su vida y yo solo tenía la suya: su casa, sus amigos, sus canciones, sus películas, sus restaurantes, sus vacaciones, su pueblo. Su, su. ¡Su!» (Página 20)

Fortunata Fortuna (vaya nombrecito) más conocida como Nata por sus amigos, acaba de contemplar como su vida sentimental se ha ido al garete cuando su novio Beto la ha dejado. ¿Dónde ha quedado ese «No hay nada imposible en el mundo, Nata, solo hay una cosa imposible: que deje de quererte.»

Con el corazón hecho pedazos va a tener que intentar reorganizar su vida, con sus amigas de toda la vida, quizás con un nuevo amor que devuelva la esperanza a su alma. Pero siempre con su imaginación desbocada que tan malas pasadas la juega.





LA NOVELA


La novela está narrada como si de un diario se tratase, contada en primera persona por Nata. Y como buen diario, por más que no se refleja la fecha, hay saltos en el tiempo, saltos en la continuidad del relato en función del estado anímico de la protagonista.
Un lenguaje supersencillo (o sea) un tanto pijo, y con unas cuantas palabras mal sonantes en boca de la protagonista, que como dice su abuela, habría que lavarle la boca con jabón. No deja de ser un reflejo del lenguaje empleado hoy por la gente joven, aunque este concepto de joven es un tanto relativo, porque algunos mantienen ese estado de juventud/adolescencia por encima de los treinta años, como es el caso de los personajes de este libro.


Un lenguaje sencillo que se lía en algunas ocasiones con trabalenguas que parecen más propios de Mariano Rajoy que de una autora premiada. Sirva de ejemplo el comienzo de la novela, uno de esos arranques que frenan los ímpetus de los que comienzan la lectura de un libro:
«La vida es una mierda. Que yo no digo siempre, digo ahora. Que yo no digo que la vida sea una mierda desde que nací, yo digo estos días, estas semanas, estos meses.»


En realidad, salvo cuando a Nata le da por ponerse a divagar llevada por su imaginación, parece una de esas historias que oyes a la gente contar sin pudor a través del móvil mientras viaja en el metro o el autobús. Vamos, que de milagro no aparece lo de “Jo, tía, que fuerte, me dejó”.

El problema de la novela es que gira permanentemente en torno a Nata. Y si no consigues empatizar con Nata... Pues eso, como en mi caso, que lo llevas crudo con esta novela. Y no consigo empatizar con Nata, no tanto por la situación que está pasando: la crisis tras un abandono, sino porque no consigo en ningún momento entenderla. Claro, que no creo que sea un problema mío, sino de la propia Nata. Incomprensibles e injustificables las numerosas decisiones que va tomando a lo largo de su vida.
Lo único claro para mí del personaje es que me recuerda al Felipito de Mafalda viviendo en un mundo de fantasía que le impide conectar con la realidad del día a día. Algo que queda muy claro desde el principio. La diferencia es que Felipito es un niño de seis años y se supone que Nata es un ser adulto
«La imaginación es libre, puedo pensar lo que quiera, como si quiero pensar que en ese preciso momento sueltas la bolsa de papel llena de croasanes te pones de rodillas, me dices que soy el amor de tu vida y somos felices y comemos perdices.» (Página 16)

Imaginación llevada al límite al comenzar el capítulo 2:
«Hoy por la noche no podía aguantar más y, antes de dormir, he ido volando con mi cama hasta tu casa y me he presentado allí si avisar.He entrado por la ventana, he aparcado la cama en tu salón y me he quedado a ver qué hacías.» (Página 24)
Una frase muy original y muy publicitada, pero que al menos en mi caso me dio una imagen falsa de por dónde iba el libro.





IMPRESIÓN PERSONAL



Cuando devolvía el libro a las bilbiotecarias, bromeaba con ellas diciéndolas que si lo habían leído, cosa que habían hecho, cómo no me habían avisado. Estábamos de acuerdo ellas y yo: No nos extrañaba que el novio la hubiera dejado plantada, porque hubiéramos hecho lo mismo.Y es que la pobre nata es de una insustancialidad total. Aunque no es eso lo peor, sino que ni sabe lo que quiere, ni es capaz de vivir en una realidad. Esa nube de fantasía que se monta, le impide vivir el presente, la realidad que tiene cada día. Si bien eso puede ser bueno en un momento dado para salir adelante, el problema es que también la incapacita de cara a un futuro, en el que no sabe si quiere libertad, compromiso, alguien que la quiera o qué.

La contraportada del libro es muy engañosa:
«¿Qué pasa por tu cabeza cuando la persona la que quieres se va? ¿Qué haces con tu vida cuando tienes que pensarla otra vez? ¿Te la inventas? El mundo de Nata se llena de preguntas cuando Beto la deja. Pero el tiempo no se detiene y los episodios que Nata cuenta de su propia historia la van llevando hacia un lugar donde todo vuelve a ser posible.»

En principio parece dar mucho juego el tema, porque hoy día el mundo está lleno de personas que acaban de separarse, de tener una dura ruptura sentimental. Una circunstancia siempre difícil de asimilar y que puede permitir al autor un profundo análisis de la personalidad humana. Claro, que si ese análisis se limita a decirnos que ha perdido contacto con el mundo y lo único que sabe es estar en la barra de la discoteca con la mano metida en el bolsillo mientras sus amigas bailan...

El problema fundamental para mi de esta novela, es que es chick.lit. No lo dice en la contraportada ni en las solapas, ni su portada es la típica que suele venir en este género. Pero lo es.
El resultado es que probablemente se pierdan esta novela aficionados al género y nos tropecemos con ella gente a la que no nos gusta nada, con lo cual por más que queramos, nuestra crítica será negativa. Especialmente si como en mi caso eres hombre.
Porque como dice la wikipedia «Chick-lit es un género dentro de la novela romántica escrito y dirigido para mujeres jóvenes, especialmente solteras, que trabajan y están entre los veinte y los treinta años.»

Ni me gusta la novela romántica, ni soy mujer, ni estoy soltera, ni estoy entre los veinte y treinta años, con lo que lo único que podría gustarme es la comicidad con la que suelen estar escritas estas novelas. Y por ahí tampoco, porque solo hubo un párrafo que me arrancó una sonrisa.
«He conducido por la Castellana escuchando música tan tranquila, porque desde que en la radio sólo dan noticias malas puedo ponerme un disco sin sentirme culpable por llegar a la agencia sin tener ni idea de la actualidad. Si ten encuentras con alguien y sale el tema, dices: "Lo están hacendo fatal" y,aunque te lo inventes, sabes que lo clavas.» (Página 49)

No todo es negativo, porque he de reconocer que su letra grandes, espaciada, con numerosos capítulos y espaciado entre ellos, hizo que la novela me la leyera en un visto y no visto, lo cual para no haberme gustado es mucho decir.
Resumiendo, una novela solo apta para aficionados al chick-lit. El resto, mejor abstenerse.


Lectura facilitada por la Biblioteca Municipal de Móstoles


FICHA TÉCNICA


Editorial: Planeta
Encuadernación: Tapa dura
Páginas:251
PVP: 19,50 €




VALORACIÓN: 3/10
.

martes, 26 de febrero de 2013

ELEGIDAS (KRISTINA OHLSSON)

No querrás ser tu la elegida


Hacía ya tiempo que no caía en mis manos una novela negra sueca, una vez pasado esa ola que más que una ola fue un auténtico tsunami. Y lo hago con la primera novela (tiene continuación) de una joven escritora: Kristina Ohlson.




FICHA TÉCNICA

Editorial: Espasa 2012
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 384
PVP: 19,90 €


Editorial: Espasa 2013
Encuadernación: Tapa blanda bolsillo
Páginas: 384
PVP: 8,95 €






KRISTINA OHLSSON


Puede hablarse de una joven escritora, pues nació en Kristiandstandt en 1979.


Nos cuenta en la contraportada que es politóloga y que está especializada en temas policiales y de seguridad, trabajando en al actualidad en la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, como experta para terrorismo. Trabajó con anterioridad para el Servicio de Seguridad de Suecia, el Ministerio de Asuntos Exteriores y la Agencia Sueca de Defensa Nacional.
Sin entrar en esos detalles, en el capítulo de agradecimientos la autora nos cuenta que trabaja desde 2005 en un departamento de policía del que nos dice aunque eso no ha ce de mi una policía consumada, con el paso de los años he aprendido mucho. Da las gracias a sus compañeros, me enseñaron lo que yo necesitaba saber sobre el arduo trabajo de investigación.


En 2010 ganó el Premio Stabilo a la mejor escritora de género policíaco del sur de Suecia.




ARGUMENTO


Una niña desaparece cuando viajaba en un tren. La madre se bajó un momento al andén para realizar una llamada y no subió a tiempo. Avisó sin tardanza a las autoridades que se hicieron cargo de la situación para vigilar a la niña que viajaba dormida, pero al bajar los pasajeros en la siguiente estación la niña ha desaparecido.
¿Se trata de un secuestro? ¿De una desavenencia conyugal? ¿Acaso de una venganza? Las sospechas recaen inmediatamente en el padre de la niña, separado de su mujer y sobre el que recae un pasado marcado por el maltrato a su mujer.


Desgraciadamente la realidad viene a demostrar que no se trata de un secuestro sino de algo mucho peor. Y además, es solo el principio de un sórdido y complicado montaje al que la policía, en una carrera contrarreloj intenta encontrar algo de sentido.



LA NOVELA


Para aquellos que gustéis de las etiquetas, nos encontramos ante una novela negra con muchos toques de intriga. Una novela en la que el misterio está sobre todo en el por qué de todo lo que está pasando, en el cómo está pasando, más que en el responsable de lo que está pasando. No hay esa intriga de saber quién es el asesino, porque de entrada sabemos que es alguien desconocido, que no se nos ha presentado entre los personajes de la trama.

Elegidas. Una palabra con connotaciones positivas, por lo que implica de ser especial, diferente, digna de ser destacada y seleccionada entre las demás. Pero ¡ay!. No querrías tu ser la elegida en esta novela, porque las elegidas son las víctimas, sin que puedan en ningún momento saber qué es lo que las hecho merecedoras para esa elección y el dolor que esa elección va a reportarlas en su vida.

Se centra la novela en la investigación en busca del criminal. Un criminal que como ellos mismos reconocen no va un paso por delante de ellos, sino a kilómetros de distancia.

Para sacar adelante esta investigación nos encontramos con tres protagonistas principales: Alex, Fredrika y Peder. Como en toda buena novela negra, debería recaer sobre ellos todo el peso de la trama, del enganche del lector. Pero lo cierto es la trama avanza con gran agilidad a pesar de ellos. No me terminó de convencer cómo están dibujados, porque salvo Fredrika la mujer, no me parecieron demasiado perfilados. O dicho de otro modo, no acabé la novela sintiendo que los conocía a fondo, sino que cada uno de ellos seguía encerrando demasiadas incógnitas para mí.
Que Fredrika sea la mejor perfilada probablemente se deba al hecho de se mujer y de que sea al menos en parte un reflejo de la propia autora.
No salen tan bien librados los personajes masculinos, ni el jefe Alex al que se despacha con dos pinceladas sin que aparte de sus escasos datos personales sepamos mucho más de él, ni de Peder, del que en el fondo sólo sabemos que la depresión postparto de su mujer tras dar a luz gemelos, le lleva a serle infiel. Un personaje por cierto en el que la autora cae en ciertos estereotipos masculinos del hombre que solo piensa en disfrutar del sexo.




IMPRESIÓN PERSONAL


Lo interesante de esta novela es que, pese a que como decía los personajes pueden ser interesantes pero no están demasiado definidos, algo que por otra parte puede irse puliendo y mejorando en sucesivas entregas (que las hay), es tan atractiva la trama que me impedía dejar el libro.
Un libro por tanto muy entretenido, a pesar incluso de que algunos de sus misterios los pude suponer antes de que se descubrieran (como por ejemplo la profesión del malo de turno y de qué conocía a las víctimas). Claro, que eso puede deberse a que ya llevo muchas novelas de intriga en el cuerpo a lo largo de mi vida.


He expuesto los pros y los contras. Pesan más los pros, porque aunque los personajes pudieran estar mejor tratados, en una novela de este tipo lo que para mi es imperdonable es una trama con fallos en su guión, con demasiadas “casualidades” para resolver el caso, con puntos que al final de la misma queden sin resolver o que sea demasiado inverosímil. No es el caso de Elegidas que te deja al terminar su lectura con una sensación positiva.
Sin ser una joya, no defraudará a los amantes del género de intriga




Lectura facilitada por la Biblioteca Municipal de Móstoles




VALORACIÓN: 8/10







Si quieres ver más novedades del 2013 pincha AQUÍ

Si quieres conocer más reseñas de novela negra pincha AQUÍ

lunes, 25 de febrero de 2013

AVANCE DE LA SEMANA (1)

La semana arranca con novedades. La primera de ellas es esta misma sección, en la que os ofreceré un avance de lo que a lo largo de la semana podréis encontrar.

Lo primero de todo es una nueva pestaña en la que iré reflejando las reseñas de las novedades editoriales del 2013, que de momento son dos, pero que a lo largo del año irán creciendo. Concretamente esta semana tendré dos más.



Para el MARTES un poco de novela negra. Sueca para más señas (¡que raro!)Espasa la trae entre sus novedades de bolsillo en Febrero.
Se trata de Elegidas, la primera novela de Kristina Ohlsson. Entretenida y con una buena trama.



Para el MIÉRCOLES la novela finalista del Premio Planeta 2012. 
Las aficionadas (porque aficionados no conozco ninguno) probablemente lo disfrutéis. El resto, mejor leed la reseña antes de lanzaros al ruedo.



El VIERNES toca otro premio, en este caso se trata del prestigios Premio Nadal 2013.
No podéis perderos este libro, una evocación de la Barcelona de principio de los años 60 que merece la pena.


Y para rematar la semana,cerraré con DOMINGOS DE CINE (3) en esta ocasión con Julia Roberts paseándose por el mundo mientras come en Italia, reza en la India o ama en Indonesia.




Y como remate os dejo los libros con los que estaré liado la semana que viene:





-La rastreadora de Antonio Lagares








-El hombre que destruía la ilusión de los niños de Lorenzo Silva

domingo, 24 de febrero de 2013

EL JARDINERO FIEL (JOHN LE CARRE)

El jardinero fiel y otras hierbas farmacéuticas


FICHA TÉCNICA

Editorial:De Bolsillo
Encuadernacion: Tapa blanda
Páginas: 624
PVP: 9,95 €



Hay escritores que con los años van perdiendo fuelle, o simplemente se convierten en infumables. No es este afortunadamente el caso de John Le Carré, que si bien no todos sus libros son igual de interesantes, por lo menos mantienen un buen nivel.

Seguramente El jardinero fiel sea el mejor libro de su última etapa.



JOHN LE CARRE

Cuando la gran discusión a nivel mundial, que no solo en España es la edad de jubilación, que queramos o no va a llegar como mínimo a los 65 reales, aunque en muchos casos lo sobrepasará y llegará hasta los 67 años, John Le Carré rebasada la barrera de los ochenta años (nació en octubre de 1931), está muy lejos de la jubilación, pues no sólo nos presenta su nueva novela, sino que ya tiene otra camino de la imprenta.
Dice la wikipedia de él: «Fue profesor en la de Eton entre 1956 y 1958. Perteneció al cuerpo diplomático británico entre 1960 y 1964». En realidad un eufemismo para decirnos que trabajó en el servicio secreto británico, que tuvo que abandonar cuando se descubrió que era él el que estaba publicando las novelas de espías, que en cierto modo desentrañaban el modo de ser del servicio secreto británico.

John Le Carré es el mejor representante de lo que podíamos llamar novela de espías, aquella que comenzó en 1961 con el agente Smiley en Llamada para el muerto, y que de un modo u otro ha continuado hasta nuestros días, con las veintidós novelas que ha publicado en España hasta el momento:
-Llamada para el muerto (Call for the dea, 1961). Serie "Smiley"
-Asesinato de calidad (A Murder of Quality, 1962). Serie "Smiley"
-El espía que surgió del frío (The Spy who Came in from the Cold, 1963). Premios Edgar y Gold Dagger
-El espejo de los espías (The Looking Glass War, 1965)
-Una pequeña ciudad de Alemania (A Small Town in Germany, 1968)
-El amante ingenuo y sentimental (The Naïve and Sentimental Lover, 1971)
-El topo (Tinker, Tailor, Soldier, Spy, 1974). Serie "Smiley"
-El honorable colegial (The Honourable Schoolboy, 1977). Serie "Smiley"
-La gente de Smiley (Smiley's People, 1979). Serie "Smiley"
-La chica del tambor (The Little Drummer Girl, 1983)
-Un espía perfecto (A Perfect Spy, 1986)
-La casa Rusia (The Russia House, 1989)
-El peregrino secreto (The Secret Pilgrim, 1990)
-El infiltrado (The Night Manager, 1993)
-Nuestro juego (Our Game, 1995)
-El sastre de Panamá (The Tailor of Panama, 1996)
-Single & Single (Single & Single, 1999)
-El jardinero fiel (The Constant Gardener, 2001)
-Amigos absolutos (Absolute Friends, 2003)
-La canción de los misioneros (The Mission Song, 2006)
-El hombre más buscado (A Most Wanted Man, 2008)
-Un traidor como los nuestros (Our Kind of Traitor, 2010)

Es el responsable de habernos contado un mundo oculto, el de los agentes secretos que lucharon durante la guerra fría, una lucha entre Rusia y Occidente, que con la caída del muro de Berlín y la desintegración de la URSS parecía que ya no tenía sentido. Por eso Le Carré se recicló y pasó a mostrarnos una realidad distinta, como los tiempos han evolucionado y con ello los intereses de los poderosos. Porque espiar se sigue espiando y los servicios secretos siguen estando detrás de los acontecimientos mundiales.

Así en El sastre de Panamá se hacen presentes los intereses americanos en esa delicada parte del mundo tan cercana a ellos y su manipulación de gobiernos para seguir teniendo ese enclave bajo control. El jardinero fiel suponía una denuncia contra las multinacionales farmacéuticas que utilizaban los países africanos y sus habitantes como conejillos de indias. Vuelve en La canción de los misioneros a África para denunciar la intrusión de las grandes corporaciones multinacionales en la política y vida de aquellas gentes con el único propósito de explotarlas y sacar cuantos más beneficios mejor. En El hombre más buscado nos muestra las paranoias de los servicios secretos ahora que sus objetivos han cambiado desde los atentados del 11 S, en que los islamistas son el objetivo a combatir aunque no se tenga ni idea de cómo.En Un traidor como los nuestros el protagonista no podía ser otro que el mundo de las finanzas internacional.



ARGUMENTO

Muere asesinada la mujer de un diplomático inglés junto a un negro en un remoto lugar. ¿Eran amantes?¿Qué hacían en un lugar tan apartado? ¿Quién los asesinó? ¿Por qué? ¿Era un asesinato por racismo? ¿A qué se dedicaba realmente dicha mujer?.
A resolver estos interrogantes se dedica el diplomático.



LA NOVELA

Además de una historia de amor, nos encontramos con un relato sobre los abusos y desmanes de la industria farmacéutica: Como se utilizan los paises del tercer mundo como conejillos de india para probar e investigar determinados fármacos.
Cuando el autor habla en otros libros de espionaje, del telón de acero o de la guerra fría, no te queda más remedio que creerte o no lo que te cuenta, pues no sabes nada.
Pero de la industria farmacéutica si se algunas cosas (pues trabajo para ella) y hay que reconocer que el autor está bien documentado.
Nos habla de los ensayos dirigidos para obtener los resultados deseados por la empresa, de cómo se ocultan los datos que no interesan, de los viajes exóticos a los "líderes" de opinión médica para "informarles" del producto, etc. Real como la vida misma, por lo menos antes de que la crisis viniera a recortar drásticamente el presupuesto de gastos de estas empresas.



IMPRESIÓN PERSONAL

Tal vez resulte un tanto osada la comparación, pero aún siendo dos estilos de escritura muy distintos, John Le Carré se me asemeja mucho a Arturo Pérez-Reverte, o al revés, que Le Carré es bastante mayor que él. Las novelas de Arturo Pérez-Reverte se dividen entre las que acaban mal y las que acaban muy mal, algo que comparte con Le Carré, que no puede evitar que todas sus novelas estén impregnadas de un gran pesimismo y mucha tristeza.
Sumémosle a eso que sus protagonistas son unos perdedores, a conciencia de que lo son, sabiendo que luchan por causas perdidas o al servicio de unos superiores, llámeseles Rey, Estado o Nación, que en ningún caso están a la altura de aquellos que les sirven.
Protagonistas que al mismo tiempo no son prototipos de héroes clásicos, imagen del bien, sino que están llenos de claroscuros y ambigüedades morales. Al igual que los soldados de Pérez-Reverte luchan por su Rey pero sin perder ocasión de buscarse la vida en beneficio propio, los espías de Le Carré dan en todo momento la impresión de estar librando una batalla privada al margen de lo que determina la Agencia.

Me parece digno de admiración el esfuerzo de Le Carré de no quedarse encasillado en la Guerra Fría, repitiendo una y otra vez las mismas aventuras, pero ya desfasadas y alejadas de la realidad actual. Un esfuerzo que se ve recompensado por los resultados, una ácida visión de la actualidad mundial, no apta para aquellos que se encuentren depresivos, porque lejos de alentar esperanzas de que este mundo puede cambiar, Le Carré nos transmite todo lo contrario: Todos los esfuerzos van encaminados a que los poderosos sigan manteniendo y aumentando su cuota de poder y control sobre el mundo.
Con el muro de Berlín derrumbado, la URSS dividida en girones y China que a lo tonto va a lo suyo, los espías se han reciclado. El problema es que los Gobiernos se han globalizado, parecen títeres de los que alguien en la sombra mueve sus hilos en busca de unos intereses que nada tienen que ver con la de aquellos a quienes gobiernan. Y si para esos fines hay que declarar una guerra de divisas, hacer caer la Bolsa de ese país, o encarecer su deuda hasta el punto de que el país se vaya a la quiebra, pues se hace. ¡No importan las personas!, meros estorbos en pro de una economía mejor. Lástima que esa economía sea la suya y no la nuestra.

Algo que diferencia las novelas de Le Carré, es el cuidado que presta a sus personajes, muy por encima de la acción que se le puede suponer a una novela de espías. No es la excepción El jardinero fiel como los nuestros, en que Le Carré se molesta en dotar a todos y cada uno de sus personajes de una personalidad propia y compleja.
Es cierto que ese detenimiento que emplea en la creación de los personajes, puede en algunos momentos ir en detrimento del ritmo narrativo. Pero si no fuera así, no se trataría de Le Carré, sino de cualquier otro autor.




VALORACIÓN: 10/10




LIBRO VERSUS PELÍCULA
Normalmente cuando te has leido primero el libro, difícilmente luego te gusta la película, porque siempre es más completo el relato y sobre todo si el libro es bueno, profundiza mucho más en la personalidad de los personajes.Esta película es una excepción a esta generalidad.

Tiene la película dos partes diferenciadas: Por una parte la relación de la pareja protagonista y por otra la trama de intriga.
Es la relación amorosa la mejor tratada, es más, está mejor conseguida que en el libro. No se si esto es así, o que en el libro me dejé llevar mucho más por la trama de intriga.
En cambio la parte de intriga es donde flojea la película. Si has leido el libro, no lo notas tanto, pues las cosas que se han suprimido y que faciltarían una mejor comprensión del guión, tu ya las conoces. Por otra parte, mientras que el libro es una clara denuncia contra la industria famacéutica y su utilización de los paises tercermundistas para utilizarlos como cobayas en sus experimentos con fármacos, aquí se trata más de pasada.

En cuanto a las interpretaciones, siendo muy buena la de Rachel Weisz en el papel de la joven ,vital y luchadora mujer del diplomático, es la de Ralph Fiennes como el diplomático introvertido, y meticuloso el fundamental, pues después de ver la película, no concibes este personaje interpretado por otro actor.

Mención aparte merece la banda sonora, del español Alberto Iglesias y por la que fue nominado a los Oscars. Muy interesante, integrada en el film y con unos toques étnicos muy coneguidos.
Resumiento, sin ser una película muy buena, ya me gustaría a mi poder ver una película como esta todas las semanas.

Os dejo el enlace con el trailer de la película





                     DOMINGOS DE CINE (2)





Si quieres conocer más reseñas de novela negra, pincha AQUÍ


sábado, 23 de febrero de 2013

SORTEOS DE LIBROS (2)





Solo puedo dar la enhorabuena de todo corazón a Laky que ha llegado a los mil seguidores, aunque poco le duró porque los superó enseguida.
Con motivo de semejante logro ha organizado en su blog Libros que hay que leer un sorteo, con un libro que por cierto es la mar de interesante.

Si quieres enterarte de lo que hay que hacer, pincha AQUÍ para conocer las bases, en las que por cierto si la felicitaste a tiempo tienes puntos extra.






                           Finaliza el 8 de Marzo









En Adivina quien lee sortean dos ejemplares de El fruto del boabab de Maite Carranza.

Para conocer las bases pincha AQUÍ




   

                       Finaliza el 28 de febrero



También en Adivina quien lee sortean un ejemplar de El Pasajero del tiempo de Francisco Arsis


Para saber más pincha AQUÍ


                                                   Finaliza el 18 de Marzo







viernes, 22 de febrero de 2013

LA PLAYA DE LOS AHOGADOS (DOMINGO VILLAR)

La playa de los ahogados
Domingo  Villar




FICHA TÉCNICA


Título: La playa de los ahogados

Autor: Domingo Villar
Editorial: Siruela 2009
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 448
PVP: 19,90 €








Hay una melodía que recorre todas las páginas de este libro, la canción de Solveig de Grieg, que el marinero Justo Castelo silbaba siempre hasta que misteriosamente dejó de hacerlo poco antes de morir. Una melodía que pese a ser nórdica el autor define como una canción gallega. Os dejo el enlace para que la escuchéis mientras leéis el comentario:




http://www.youtube.com/watch?v=ii2Adi2iFRM





DOMINGO VILLAR

El padre del comisario Leo Caldas, protagonista de La playa de los ahogados, tiene un cuaderno, el cuaderno de los idiotas. En él va apuntando el nombre de todos los idiotas que conoce y el motivo que le lleva a incluirlos en su cuaderno.
Si los conociera, seguro que apuntaría en él a todos los que llevados por la moda creen que no existe más novela negra que la sueca (que incluir al islandés Iridanson y hablar de novela nórdica es ya un derroche de conocimiento). Olvidan al Carvalho de Vázquez Montalbán, al inspector Menéndez de González Ledesma o al boxeador sordo de David Torres. Lo que para mí ha sido una sorpresa es descubrir que más allá de las ramblas barcelonesas de Montalbán o Ledesma y de los barrios marginales madrileños de Torres, existe entre las brumas gallegas un gran novelista de este género: Domingo Villar.



Entrando en gamas cromáticas, siempre he pensado que las cosas no son blancas o negras, sino que entremedias hay una amplia gama. Así os hablaba en Aurora boreal (Asa Larsson) de negro sobre el blanco de la nieve. En La mujer de verde (Arnaldur Indridason) del negro amoratado fruto de los hematomas del maltrato.
En La playa de los ahogados tengo que hablar de un negro desvaído, difuminado por las brumas gallegas.Domingo Villar nació en Vigo en 1971 y aunque afincado en Madrid, esta es ante todo una novela gallega. Galicia, sus paisajes, sus habitantes, no son sólo el telón de fondo de la novela, sino su razón de ser, hasta el punto de que no puedes imaginarte esta novela situada en cualquier otro escenario. Ni siquiera en Asturias, pues aunque pudiéramos encontrar paisajes marítimos semejantes, sus gentes son totalmente diferentes.
Para mostrarnos ese modo de ser gallego, el autor se sirve de Rafael Estévez, el compañero del comisario Leo Caldas, un aragonés alto y duro como una roca, que no termina de entender ese hermetismo gallego, máxime cuando por su trabajo es el encargado en muchos casos de interrogarlos para obtener información.
Nada más exasperante para un policía que ver como se hace real ese dicho de que cuando ves a un gallego en una escalera, nunca sabes si sube o si baja. 
No se para qué coño pregunto nada a esta gente. Perdone jefe -se disculpó-. A veces se me olvida que es usted uno de ellos. (Página 35)

Un diálogo como el que sigue es un claro ejemplo de este modo de ser gallego:
-Alguien vio a Castelo antes del alba.
-Si lo vieron es porque es verdad.
-¿Y no le parece raro?
-Habitual no es -concedió
-Y ¿por qué cree que salió al mar justamente este domingo?.
-Habría que preguntárselo a él. (Página 84)



Novela negra entre las brumas gallegas



ARGUMENTO


La acción se sitúa en Vigo, en la localidad de Panxon, donde en la Playa de los ahogados, llamada así porque en ella el mar devuelve parte de sus víctimas, aparece el cadáver de Justo Castelo, conocido por todos como "El Rubio", al que en la mañana del domingo habían visto partir en su barca.
Aparece con las manos atadas con una brida, sistema que utilizan los pescadores para suicidarse, pues de use modo no pueden nadar. Castelo parecía deprimido y asustado, lo que unido a un pasado donde las drogas estuvieron presentes, hacen creer al pueblo que efectivamente se trata de un suicidio.




Pero la policía sabe que no puede serlo, porque la brida está cerrada por detrás de los dedos meñiques, algo imposible de realizar por uno mismo.
No hay pistas, pero el comisario empieza a investigar por los dos antiguos compañeros de Castelo, Arias un hombretón que sigue dedicado a la pesca de bajura y Valverde, que cambió el mar por el ladrillo y ha prosperado y se ha enriquecido como constructor.
Junto con Castelo, los tres eran la tripulación de un barco de pesca que naufragó muriendo el capitán.
Un capitán que según los pescadores ha vuelto y se aparece en su barca amedrentándoles.



¿Qué pasó realmente en aquella noche de tormenta para que un capitán experimentado y prudente se hiciera a la mar y estrellara el barco contra unas rocas de sobra conocidas por los marineros de la zona? ¿Qué relación guarda aquel naufragio con el actual asesinato?




A esos y a otros interrogantes que van surgiendo, debe dar respuesta el comisario Leo Caldas junto a su ayudante Rafael Estévez.







OPINIÓN PERSONAL



Aunque en la portada nos hable de novela policíaca, estamos sin duda ante un claro ejemplo de novela negra, pues reúne una de las características de la misma: sus personajes son unos perdedores. 
No son solamente perdedores Arias y Castelo recluidos en una vida solitaria, sino hasta el propio Velarde, presunto triunfador pero que se ha ido dejando jirones del alma en el duro camino a la cumbre del éxito.
El propio comisario Leo Caldas, está a punto de ingresar en el cuaderno de los idiotas de su padre, por su incapacidad para luchar por el amor perdido pero no olvidado.
La novela como ya he comentado antes, se caracteriza por su espíritu gallego. Una Galicia que es su mar (esta es una novela muy marina en la que se hace repetidas referencias a la probablemente mejor película sobre el mar y sus gentes: Capitanes intrépidos, con Spencer Tracy como protagonista), sus gentes, sus fantasmas y supersticiones, o su gastronomía.Resulta algo peligroso leer esta novela con el estómago vacío, pues al igual que Montalbán se servía de su personaje Carvalho para presentarnos la rica gastronomía catalana, Villar se sirve del comisario Leo Caldas para mostrarnos que la cocina gallega es mucho más que mariscos y percebes.
Lo hace a través no de los restaurantes de lujo, sino de los bares y tabernas populares, esos en los que Estévez siempre pedirá una ensalada porque no hay nada mejor que la lechuga gallega.
Pero si hay algo que destaca por encima de todo, es la humanidad de sus personajes, especialmente la de su protagonista Leo Caldas.

A Leo Caldas no le dolían los muertos, le dolían los vivos. No contemplaba los cadáveres sino como vehículos para resolver los casos que tenía entre manos. (Página 108)



Es Leo Caldas un hombre que no busca la fama, pese a que la tiene por su participación en un programa radiofónico local, ni colgarse una medalla por resolver un caso. Tampoco le mueve un espíritu vengativo o de justicia, pues incluso en un momento dado siente lástima por poner al descubierto al asesino.
Nunca le habían interesado los culpables; para Leo Caldas lo fundamental era conocer los motivos, los por qués. (Página 381)



La suya es una mirada muy humana sobre el crimen y los criminales
Había mirado muchas veces a los ojos de los asesinos y sabía que eran idénticos a los de los demás. El crimen era humano, cualquiera podía matar. (Página 387)



IMPRESIONES FINALES


No deja de ser una casualidad que, aunque sea un género que me guste, la cantidad de novela negra que he leído en los últimos meses (los próximos cuatro libros son de géneros totalmente distintos). A este libro llegué completamente a ciegas, solo por la recomendación de un amigo, voraz lector y comprador de libros. 
Cuando me lo recomendó lo pedí a la biblioteca y a esperar el aviso de recogida. Durante esa espera ya pude ver una crítica muy elogiosa en Qué leer!

Me ha encantado el libro y su personaje principal, pero me encontré con la desagradable sorpresa de que es el segundo que tiene a Leo Caldas como protagonista, tras Ojos de agua.

El libro no necesita para su comprensión de haber leído el anterior, pero no es menos cierto que no para de hacerse alusión a un personaje muy importante en la vida de Caldas, cuya historia está muy claro que se contó en Ojos de agua
Me da rabia leer ahora esa primera parte, algo que evidentemente haré tras la buenísina impresión que me ha dejado La playa de los ahogados. Pero es una lástima hacerlo sabiendo ya el resultado de algunos temas.(Avisados quedáis vosotros)



El libro está narrado en tercera persona, con una visión nada moralista que se limita a exponer los hechos de un modo claro, conciso, a través de breves capítulos, de un ritmo muy vivo.
Tratándose de una trama policíaca, es muy importante resaltar que la trama está muy bien urdida y mejor resuelta, sin que tengas la sensación de que el autor hace trampas.

Recomiendo este libro sin reservas, salvedad hecha de que primero deberíais leer Ojos de agua.


Lectura facilitada por Obra Social CajaMadrid.






VALORACIÓN: 9/10

LA PELÍCULA


Todos los que hemos leído esta novela, esperamos ansiosos su continuación, que ya hace años que debería estar en las librerías. Pero antes, ha llegado hasta nosotros la versión cinematográfica que se estrena el próximo 9 de octubre.
El director elegido ha sido Gerardo Herrero y el rparto viene encabezado por Carmelo Gómez, junto a Luis Zahera, Antonio Garrido, Celia Feijeiro y Marta Larralde entre otros.







Os dejo el trailer de la película:








Analytics