jueves, 10 de agosto de 2017

UN CAFÉ A LAS SEIS (PILAR MUÑOZ ÁLAMO)

Un café a las seis
Pilar Muñoz Álamo



 

FICHA TÉCNICA

Título: Un café a las seis
Autor: Pilar Muñoz Álamo
Editorial: Autoeditado
Páginas: 183 (Estimadas)









PILAR MUÑOZ ÁLAMO


Nacida en Pozoblanco (Córdoba), en 1967, reside en la capital cordobesa desde su infancia. Es licenciada en Psicología –Especialidad de Psicología Clínica- por la UNED y funcionaria de la Administración General del Estado (Ministerio de Empleo y Seguridad Social). Aficionada a la escritura desde corta edad y apasionada de la vida, la psique y las relaciones sociales y humanas, hace de la literatura un medio de entretenimiento con el que transmitir, además, la realidad de nuestro tiempo y las emociones, reflexiones y sentimientos que suscita en quienes la viven.   
En 2011, irrumpe en el mundo literario con una recopilación de relatos de ficción de corte intimista, Ellas También Viven. Relatos de Mujer, al que sigue la publicación en abril de 2014 de su primera novela de Ficción Contemporánea, Los colores de una vida gris. Con su segunda novela, ¿A qué llamas tú amor? (octubre 2014), se adentra en el ámbito de la literatura erótica, sin perder por ello el carácter intimista y reflexivo que hace de esta una obra que va mucho más allá del sexo.   
En octubre de 2015, se alza como ganadora del Concurso de Post Solidarios 2015, organizado por la Fundación Mutua Madrileña con motivo de los III Premios al Voluntariado Universitario, con el relato de ficción «Algo más que un buen amigo», publicado —entre otros medios— en el blog literario que administra.    A lo largo de 2015 y 2016 ha formado parte de diversas antologías de relatos y microrrelatos: «Divergentes —20 miradas sobre Pedroche—», editado por el Excmo. Ayuntamiento de Pedroche (Córdoba); «Sensaciones y sentidos II» (Diversidad literaria), «Porciones del alma» (Diversidad literaria), «Deseo eres tú» (Kelonia Editorial) y «La librería más bonita del mundo» (Editorial Playa de Ákaba).   

Paralelamente, gestiona el «Blog literario de Pilar Muñoz» —en el que publica relatos cortos de su autoría—, así como la «Página literaria» de su mismo nombre en Face-book.







ARGUMENTO de UN CAFÉ A LAS SEIS


«Soy Raquel. Cuarenta y dos años. Profesora de primaria. Madre de dos hijos. Autosuficiente, inteligente y capaz. Frustrada y con los sueños truncados, sí, también. Pero no infantil. En algún lugar del alma sigo guardando ese mundo idílico que copaba mi mente en la juventud, al que aspiraba como alternativa a una realidad no comprendida y contra la que me rebelaba, recurriendo a una filosofía de vida construida a mi medida que inmortalizaba cada noche en las hojas de mi diario».
Raquel está atravesando un momento de crisis en su matrimonio y en su vida personal. De ahí que no le apetezca demasiado asistir a la reunión con la que su promoción del instituto celebra que hace 25 años terminaron su etapa en él.
Sin embargo, sabe que no le queda más remedio que asistir, porque tal vez allí esté la persona que marcó su vida y que lleva ausente de la misma desde hace veinticinco años. Es momento de enfrentarse a sus fantasmas del pasado y encauzar de nuevo su vida.








UN CAFÉ A LAS SEIS


Una reunión de antiguos alumnos es el argumento de partida numerosos libros y películas, pues permite una reflexión sobre cómo se ha portado el paso del tiempo con los protagonistas, un momento para revisar qué fue de aquellas expectativas e ilusiones juveniles. Un café a las seis no es una excepción desde ese punto de vista. Raquel, su protagonista, revisa tras veinticinco años hasta qué punto es feliz con su vida, si ha llegado donde quería llegar, si han compensado las renuncias que ha tenido que hacer para llegar hasta allí. Todo ello contemplado desde la crisis personal de una mujer que ya tiene cumplidos los cuarenta años.
«La satisfacción sentida a nivel personal no depende de los logros conseguidos ni del cariz de los mismos, sino del hecho de que estos se adecúen a lo que siempre quisimos, a lo que siempre aspiramos, fuera lo que fuese. Tan sencillo como eso y tan complicado de conseguir a la vez».

Evidentemente, también es una revisión de hasta qué punto somos diferentes a como éramos cuando estábamos en la efervescencia de la primera juventud, comenzando por la amistad, un tema recurrente a lo largo de la novela, pero con un significado muy diferente en función de la edad que se tenga:
«Ahora, antes de confiar, rascamos para llegar a lo más profundo de quien nos brinda amistad; sin embargo en la juventud no se nos partía una sola uña en el intento, nos quedábamos en la superficie, bastándonos para crear lazos cualquier excusa tonta que pudiéramos encontrar, como tener las mesas unidas durante el curso lectivo, ser aficionadas al mismo grupo musical o hacer una fiesta de pijamas un sábado por la noche con secretos incluidos, no necesitábamos más».

«Amistades efímeras, pero que cumplen con el papel que les asigna la vida, el de aportar experiencias acordes a esa etapa que toca vivir. Y que merecemos disfrutar».

Es imposible que los recuerdos que afloran en una reunión de este tipo, no estén cargados de un gran poso de añoranza, de pensar con cuánta ingenuidad veíamos el mundo y el futuro en aquellos tiempos, cargados de una inocencia que el paso del tiempo nos irá quitando:
«Sonrío y continúo vagando por aquel tiempo, empapándome de aromas, sabores y de multitud de sensaciones que me dejaron la marca peculiar de la «primera vez». Como a tantos otros. Con qué poco nos conformábamos, cualquier cosa nos parecía un mundo».

Porque la pregunta que inevitablemente surgirá, la que por otra parte lleva la protagonista haciendo es ¿soy feliz? Porque esta cuestión de la felicidad que no deja de estar presenta a lo largo de la novela, es una cuestión totalmente subjetiva.
«Ella me regala algunos piropos y me advierte de lo bien que me ha tratado la vida. Y pienso que no puedo desmentirla. Porque una cosa es el trato que te da la vida y otra, muy distinta, es la forma en que tú lo sientes y lo interpretas. Y la felicidad o la frustración atienden a esto último, no a lo primero».

Y como tantas veces puede ocurrirnos en la vida cuando nos enfrentamos a nuestro pasado y lo comparamos con el presente, la protagonista ha de tomar difíciles decisiones.






IMPRESIÓN PERSONAL

No defrauda Pilar Muñoz en Un café a las seis, pues en esta novela se encuentra lo mejor de su estilo, ese con el que disecciona el alma humana para mostrarnos los sentimientos que hay en su interior. A pesar de que la protagonista es una mujer y su amiga, la galería de personajes que desfilan a lo largo de la novela es numerosa, algo a lo que da pie el encuentro con sus antiguos compañeros. De ahí que no sea exclusivamente una novela sobre los sentimientos de las mujeres, pues también los sentimientos masculinos están muy presentes.
Una novela que tiene ese regusto de añoranza a la que sin duda arrastra a los lectores, para llevarlos a recordar su juventud, a ese tiempo en el que el lector tenía 17-18 años y todo se ve de una forma totalmente diferente, todo se magnifica, convirtiendo pequeños traspiés en tragedias cósmicas o amores pasajeros de verano en el gran amor de una vida.
Probablemente por eso, esta novela va dirigida más a un público adulto, que a uno juvenil, porque esa etapa de duda tarde o temprano, unos con cuarenta años, otros con cincuenta, la terminaremos pasando.
Que la acción transcurra en Córdoba es lo de menos, porque lo que se nos cuenta muy bien podría suceder en Madrid, Barcelona o cualquier otro punto de nuestra geografía.

Un café a las seis es una novela muy recomendable para aquellos que buscan una literatura cargada de sentimientos.




VALORACIÓN: 8/10


Si quieres conocer más novedades editoriales 2017, pincha AQUÍ

Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente:


4 comentarios:

  1. Coincido contigo, Pedro, en esta novela nos encontramos con el estilo y la elegancia de Pilar Muñoz Álamo en esencia. Pero es que además es una de sus novelas más universales, en el sentido en el que toca fibras sensibles comunes a cualquier lector, como tú bien señalas. Muy recomendable. Besos.

    ResponderEliminar
  2. De momento no me animo. Tengo muchos libros pendientes en la estantería que me atraen más y que quiero leer este año :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  3. Lo terminé hace unos días y me ha gustado mucho. Pilar tiene una forma de explicar los sentimientos que me encanta. Y se lee en dos ratos, yo le he "colado" en medio de otras lecturas.

    ResponderEliminar
  4. Es la primera novela que leo de Pilar Muñoz. Estoy muy de acuerdo con tus impresiones. Me encantó la forma en la que expresa los sentimientos, emociones y sensaciones del ser humano. Saludos.

    ResponderEliminar

Analytics