martes, 7 de junio de 2016

EL LIBRO DE LOS BALTIMORE (JÖEL DICKER)

El Libro de los Baltimore

Joël Dicker

 
FICHA TÉCNICA

Título: El Libro de los Baltimore
Autor: Joël Dicker
Editorial: Alfaguara, 2016
Traducción: Mª Teresa Gallego y Amaya García
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 481









JOËL DICKER


Esto es lo que del autor nos cuenta la editorial:

Joël Dicker nació en Suiza en 1985. Ha escrito siete novelas de las que ha publicado solo tres. La primera, Los últimos días de nuestros padres, resultó ganadora en 2010 del Premio de los Escritores Ginebrinos. Su segunda novela publicada, la aclamada La verdad sobre el caso Harry Quebert (Alfaguara, 2013), fue galardonada con el Premio Goncourt des Lycéens, el Gran Premio de Novela de la Academia Francesa, el Premio Lire a la mejor novela en lengua francesa, y, en España, fue elegida Mejor Libro del Año según los lectores de El País y mereció el Premio Qué Leer al mejor libro traducido y el XX Premio San Clemente otorgado por los alumnos de bachillerato de varios institutos de Galicia. Traducida con gran éxito a treinta y tres idiomas, se ha convertido en un fenómeno literario global. 
El Libro de los Baltimore es la esperada nueva novela de Dicker que recupera a Marcus Goldman como protagonista.





La banda de los Goldman



ARGUMENTO de EL LIBRO DE LOS BALTIMORE

«Esta historia empezó en el mes de febrero de 2012, cuando me marché de Nueva York para irme a escribir mi nueva novela en la casa que acababa de comprar en Boca Ratón, en Florida…» (Página 15)

Lo que pensaba que era un lugar tranquilo e ideal para escribir, con un vecino jubilado que también estaba intentando escribir una novela, en ese caso su primera novela, con el que jugaba al ajedrez y mantenía estimulantes conversaciones, cambia por completo cuando se encuentra con Alexandra, el que fue su primer gran amor, el gran amor de su adolescencia y a la que las trágicas consecuencias del “gran drama”, le llevaron a dejarla.
Con ella, vuelven a él los recuerdos de aquellos días de infancia:«Woody, Hillel y yo fuimos los amigos más fieles que darse pueda. En presencia de Woody pasé mis mejores años con los Baltimore, los que vivimos entre 1990 y 1998, época dorada al tiempo que telón de fondo de todo cuanto precedió al Drama. De los diez a los dieciocho años, los tres fuimos absolutamente inseparables. Juntos constituíamos una entidad fraterna de tres caras, una tríada o trinidad a la que nos referíamos muy ufanos como la Banda de los Goldman”». (Página 31)






EL LIBRO DE LOS BALTIMORE


Portada francesa
El Libro de los Baltimore es la esperada continuación de La verdad sobre el caso Harry Quebert, la novela que lanzó a la fama mundial a un escritor con apenas veintiséis años. Puede parecer una frase hecha, pero cuando de dicha novela se han vendido la friolera de tres millones de ejemplares en el mundo, está claro que no es una frase, sino una realidad.
Aquí habría que hacer el primer matiz, porque si bien El Libro de los Baltimore es una continuación de La verdad sobre el caso Harry Quebert porque retoma al personaje al poco tiempo de cuando termina la novela anterior, lo cierto es que para nada se mencionan en la novela los sucesos que en la misma sucedieron, de modo que puedes incorporarte directamente al personaje de Marcus Goldman, sin haber leído la anterior.
Porque además, si bien la novela arranca como ponía en el argumento en el año 2012, en realidad se remonta unos años atrás, al periodo comprendido entre los años 1990 y los años 1998 para contarnos la vida de Marcus Goldman cuando tenía entre diez y dieciocho años.
Es pues ante todo lo que ha dado en llamar una novela de iniciación, o de formación, o de aprendizaje. Un tipo de novelas que a mí me encantan porque en ellos los personajes tienen una gran evolución, al pasar de la candidez de la infancia, pasando por la turbulencia de la adolescencia, hasta llegar a la madurez.

Portada portuguesa
Lo hará a través de la vivencia de un muchacho y dos familias: los Goldman de Baltimore y los Goldman de Montclair, así llamados por los lugares de residencia de las dos familias. Dos hermanos a los que las circunstancias de la vida les ha llevado por caminos diferentes, haciendo de los Goldman Baltimore una familia muy rica y adinerada, en la que Marcus, se siente muy a gusto, hasta el punto que admira a aquella familia muy por encima de la suya. Una familia que le tiene completamente fascinado, porque encarna el cumplimiento de todos los sueños a los que él aspira.

Este libro es ante toda la historia de una amistad, la de Marcus con su primo Hillel, un chico con un colegio privilegiado pero que no consigue encajar en ninguno de los colegios a los que sus padres le llevan, pues siempre termina siendo el blanco de las burlas, los ataques y las agresiones de sus compañeros de colegio.
A los dos primos se unirá Woody, un huérfano que termina en la familia Goldman donde se convierte en un miembro más de dicha familia. Tiene un físico portentoso que le convierte en un líder de cualquier deporte que practique y un campeón en cualquier pelea en la que participe.
Entre el físico de uno y el cerebro del otro, Marcus se siente un poco el patito feo del trío.
«-Tú eres un tío excepcional, Marcus. La mejor prueba es que ni siquiera te das cuenta». (Página 398)

Eso no es obstáculo para que entre los tres se profesen una sinceridad sincera y profunda. Algo que vendrá a alterar la presencia de Alexandra, ante la cual los tres caen rendidos y enamorados:
«Ya no hubo ningún fin de semana en Baltimore sin Alexandra. Era todo con lo que soñábamos: divertida, inteligente, guapa, dulce y soñadora». (Página 158)


Portada catalana
El tema de la literatura, no es el fundamental en esta novela, por más que de ella se hable en las conversaciones entre Marcus y su vecino, o que el arranque de la novela en la que por un momento se hable de la escritura de un libro puedan hacer pensar de entrada al lector:
«Escribir un libro es como montar un campamento de vacaciones. La vida de uno, que suele ser solitaria y tranquila, te la dejan manga por hombro un montón de personajes que llegan un día sin avisar y te ponen patas arriba la existencia. Llegan una mañana, subidos a un autocar del que se bajan metiendo bulla, entusiasmados con el papel que les ha correspondido. Y tienes que apañarte con lo que hay, tienes que ocuparte de ellos, tienes que darles de comer, tienes que alojarlos, Eres responsable de todo. Porque eres el escritor». (Página 159)

O que se le de alguna vuelta al por qué del afán de escribir de algunos, que no va más allá que es de conseguir la fama:
«-La fama es solo un traje, Sycomorus. Un traje que al final te queda pequeño o está gastado, o acaban robándotelo. Lo que cuenta por encima de todo es lo que eres cuando estás desnudo». (Página 344)

En realidad el tema de la novela es el de la vida, con lo que esta conlleva de amistad, celos, amor…:
Portada alemana
«-¡Solo tenemos una vida, Alexandra! ¡Una sola vida pequeñita! ¿No te apetecería dedicarla a cumplir tus sueños en lugar de apolillarte en una estupidez de universidad? ¡Sueña, y sueña a lo grande! Solo sobreviven los sueños más grandes. A los otros los borra la lluvia y los arrastra el viento». (Página 247)

Toda una vida por delante la de unos críos que irán desarrollando su personalidad a lo largo de la novela, buscando su sitio, su misión, el amor, su modo diferente de ser felices, de encontrar el sentido de la vida.

Algo que solo el tiempo, si queremos encontrarlo, nos podrá enseñar. Una enseñanza que Saúl, el querido tío de Marcus, compartirá con él en los últimos momentos de su vida:
«Somos muchos los que buscamos darle algún sentido a la vida, pero la vida solo tiene sentido si somos capaces de cumplir estos tres propósitos: dar amor, recibirlo y saber perdonar. Todo lo demás es una pérdida de tiempo». (Página 469)






IMPRESIÓN PERSONAL

Puesto que no había leído ninguna novela del autor, por muy bien que me la hubieran querido vender en su presentación (pincha AQUÍ para poder acceder a la entrada de la misma), mis expectativas eran moderadas.
Los que en cambio habéis leído La verdad sobre el caso Harry Quebert, creo que las tenéis altísimas. Estoy convencido de que El Libro de los Baltimore, por más que sea una novela totalmente diferente, no va a defraudaros.
Digo diferente porque no tiene esa intriga de la que todos habláis, ni esos giros espectaculares en la trama. No los hay porque creo que no es eso lo que el escritor busca en esta novela, sino más bien una lectura mucho más intimista, la de la amistad entre tres chicos y cómo esta amistad se ve comprometida por la irrupción en medio de ellos del amor a una misma chica.
Pero a pesar de  no tener esa intriga, es una novela que te mantiene atado a sus páginas ya desde el principio de la misma. Da igual que ya casi desde un primer momento Marcus te diga que esa historia termina en drama, porque no podrás dejar de leer para conocer más y más la historia de cada uno de estos tres chicos, de su relación y de sus progresos en la vida.

Creo que eso hace a El libro de Los Baltimore, una historia mucho más duradera en el tiempo, porque al trascender de una intriga, al profundizar de tal manera en los personajes y en sus vidas, llega mucho más profundamente al corazón del lector, formando parte de eso que solo unos pocos libros consiguen: hacer mella en la sensibilidad del lector y quedarse allí para siempre.
Una novela a la que no puedo sacarle pegas por ningún sitio, que ha conseguido lo que pocas consiguen: me ha entretenido, me ha enganchado, me ha emocionado. Por eso es una de esas pocas novelas a las que le concedo un diez.

Pese a que Joël Dicker es suizo y su cultura es francófona, esta novela parece escrita, no solo por la ambientación del libro, por un estadounidense. Lo cual no quiere decir que sea ni mejor ni peor, pero es una realidad.

No hay duda que será una de las novelas más vendidas este año (de hecho ya está en la lista de las más vendidas la primera semana de salir al mercado). Pero las cifras de venta, ni lo son todo ni son garantía de calidad. El Libro de los Baltimore es, ventas aparte, una de esas lecturas que va a encandilar de tal modo a sus lectores, que no dudarás en comprarla, regalarla y recomendarla.




Gracias a Editorial Alfaguara que me ha proporcionado un ejemplar de El Libro de los Baltimore para su lectura y reseña.





VALORACIÓN: 10/10




Si quieres conocer más novedades editoriales 2016, pincha AQUÍ

               


12 comentarios:

  1. Me encantó la novela anterior así que no dudo que esta nueva novela la leeré igualmente.

    Bs.

    ResponderEliminar
  2. Buenos días, al habla una de las traductoras.
    Me ha gustado mucho la reseña, rigurosa y a la vez personal, con citas para ilustrar los argumentos, como a mí me gusta.
    El único pero que le veo es que en la, por lo demás, detallada ficha bibliográfica no se cita el nombre del traductor (traductoras en este caso);-). Bien es cierto que se puede ver ampliando la foto de la portada (un detalle que los traductores de Alfaguara le agradecemos muchísimo a esta editorial), pero no sucede lo mismo con otros libros reseñados en el blog (alguna otra traducción nuestra he visto por aquí). No quiero decir con esto que se hable de la traducción, ni mucho menos, sino tan sólo que se informe al lector de quién ha traducido el libro, ya que tiene derecho (y seguramente interés) a saber quién escribe el texto que lee en su propio idioma, igual que tiene derecho a saber qué orquesta, director, solista, etc. interpreta un concierto; o qué actores interpretan una obra de teatro o una película.
    Aprovecho para decir que también me ha gustado bastante la crónica de la presentación, a la que no tuvimos el gusto de acudir porque al Institut Français de Madrid le ha dado últimamente por ningunear a los traductores de los libros TRADUCIDOS que presenta en sus dependencias. Una lástima, porque es un gesto de cortesía que no cuesta nada y demuestra respeto tanto por una profesión que juega un papel muy importante en la difusión de la cultura francesa en general y de la literatura francófona en particular, como por los lectores asistentes al acto, que podrían tener alguna duda sobre el texto castellano que van a leer y que el autor, obviamente, no puede resolver.
    Termino ya mi modesta reivindicacón, esperando no haber resultado impertinente (y si ha sido así, me disculpo).
    Un saludo,
    Amaya García Gallego

    ResponderEliminar
  3. Me gustó "El caso de Harry Quebert", así que me llevo esta novela porque ya avisas de que repetimos con el prota (uno de sus mayores atractivos). Muy buena la reseña y nunca está de más reseñar también la encomiable labor de los buenos traductores pues sin ellos no disfrutaríamos igual de las lecturas. Bss

    ResponderEliminar
  4. Menos mal que lo tengo ya en casa porque con esta reseña y esta valoración...

    ResponderEliminar
  5. Espero que ésta me guste más, ya que yo no fui tan entusiasta con su anterior novela, en la que me parecía que el autor daba vueltas y más vueltas tratando de liar al lector. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Me apetece leerla en cuanto pueda. Disfruté muchísimo con "La verdad..." y estoy deseando ponerme con esta, más aún después de leer tantas opiniones favorables. A ver cuándo tengo la oportunidad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Muchísimas gracias, Búho lector!

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. No tenía ni idea de que era la continuación de la anterior y aunque dices que se puede leer independiente prefiero empezar por el otro.

    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Tengo al autor pendiente, a ver si cae =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  11. La acabo de empezar y ya me tiene enganchada ;-)

    ResponderEliminar

Analytics