jueves, 10 de septiembre de 2015

NOVEDAD EDITORIAL: EL ÚLTIMO PARAÍSO (ANTONIO GARRIDO)

El último paraíso
Antonio Garido




FICHA TÉCNICA

Título: El último paraíso
Autor: Antonio Garrido
Editorial: Planeta, 2015
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 498
PVP: 21,90 €







ANTONIO GARRIDO

De él nos dice la editorial en la portada interior:

Antonio Garrido (Linares, 1963). La crítica ha calificado su narrativa de ágil y adictiva gracias a tramas asombrosas, personajes inolvidables y una esmerada documentación que le ha valido el unánime reconocimiento internacional. Traducido a más de quince idiomas, su fulgurante carrera le ha convertido en el primer español cuya traducción ala inglés alcanza el número uno absoluto de ventas en EE.UU en las listas de Amazon, en todos los géneros y todas las categorías.
Su primera novela, La escriba, 2008, se alzó con el Prix des Lecteurs Selection 2010, y fue finalista del Prix Fulbert de Chartres. El lector de cadáveres, 2011, obtuvo el Premio Internacional de Novela Histórica Ciudad de Zaragoza y el Prix Griffe Noir, y fue seleccionada para los Edgar Allan Poe Awards USA rn la categoría Best Paperback Original.

Con la consecución del Premio Novela Fernando Lara 2015, Antonio Garrido se confirma como uno de los nás destacados talentos de3 nuestra literatura y une su nombre al de ganadores de anteriores ediciones como Terence Moix, Ángeles Caso, Francisco Umbral o Zoe Valdés.







En busca del paraíso perdido


ARGUMENTO

Invierno de 1932, Brooklyn, Nueva York.
Jack Beilis se adentró por los callejones de Danieelsburg, con la desesperación de un chacal acorralado. (…) Durante el año que llevaba en Brooklyn, sus ahorros le habían permitido soslayar las colas de la beneficiencia, pero la crisis los había ido devorando del mismo modo en que su cuerpo había consumido hasta las últimas onzas de grasa.

Así comienza El último paraíso. Jack Beilis se encuentra en una situación desesperada cuando su amigo Andrew le hace una propuesta: marchar a la Unión soviética.
Jack hubo de leer dos veces el anuncio del New York Times para convencerse de que Andrew hablaba en serio.
La agencia AMTORG ofrece a los desempleados americanos miles de puestos De trabajo en las factorías de la Unión Soviética.
-Debes de haber perdido el juicio. ¿De veras piensas que voy a dejar el país donde nací para regresar al mismo infierno del que escaparon mis padres? (Página 29)

Finalmente no le queda más remedio que aceptar. Para él puede ser una oportunidad, la única que tiene, para poder volver rico y comenzar una nueva vida. No en vano, su dominio del ruso y su experiencia trabajando como técnico en una gran empresa de automoción americana le permiten pensar en un rápido progreso en esa Rusia que quiere competir en la gran industria automovilística.






EL ÚLTIMO PARAÍSO

A pesar de que la acción comience en el año 1932, como todas las grandes historias es plenamente vigente. Porque la gran crisis con la que comienza la novela es un fenómeno cíclico. La crisis que ahora vivimos no es la primera ni será la única. Pero en todas ellas, y eso es algo que nos muestra Antonio Garrido en El último paraíso, siempre ganan los mismos, los que más tienen. Los poderosos aprovechan la crisis para hacerse más ricos y los que pagan las consecuencias son los que menos tienen.

Para narrar esta historia elige como protagonista a Jack Beilis, hijo de emigrantes rusos, que ha hecho suyo el sueño americano y ha conseguido a base de esfuerzo y trabajo triunfar. Hasta que de golpe y porrazo se ve en la calle, sin trabajo y sin posibilidad de seguir adelante. (Algo que hemos visto suceder con gran frecuencia en estos últimos años a nuestro alrededor).
Su dominio del ruso, su gran capacitación profesional por su experiencia en una gran fábrica de coches, le convierten en el hombre idóneo para un plan soviético de construir una gran fábrica de coches para la que está contratando personal americano.
Pero pese a todo, se resiste a desistir de su sueño, que no es otro que triunfar en Estados Unidos:
Confiésame algo. ¿Cuándo fue la última vez que comiste un plato de espaguetis calientes, o una hamburguesa, o unas buenas costillas de cerdo? ¿Cuánto tiempo aguantarás así? ¿Qué ha hecho este país por ti para que le defiendes con tanto ahínco? (Página 30)

Las circunstancias se obligan finalmente a tener que partir hacia Rusia, lugar al que acude con Andrew, su amigo de infancia y un convencido comunista. Desde el primer momento queda claro que el prometido paraíso soviético no es tal, las contradicciones entre la libertad y la hambruna son tremendas, algo que no desanima el ímpetu de Andrew:
Andrew caminaba delante de él ilusionado, con sus gafas rotas rumbo a un hostal desconocido, siempre cerca de Sue. No parecía importarle nada más. Tan solo el aire que respiraba, la compañía de la chica que amaba, y saberse en un mundo el que, según él, no tenía cabida el egoísmo. (Página 140)

Surge aquí otro de los grandes temas de la novela. Un tema que como se comentó en la presentación de la misma que tuvo lugar en Madrid, ya aparecía en Un millón de gotas de Víctor del Árbol: ¿Quiénes deben ser los guardianes de la utopía? ¿Son válidos todos los métodos, incluso por encima de los propios individuos para defender la revolución?
Porque para defender los supuestos avances de la revolución (algunos muy evidentes como el importante papel que pasa a tener la mujer, que incluso ocupa puestos directivos importantes, como una de las protagonistas de la novela que es médico y directora del hospital), la policía secreta se encarga de crear un clima de miedo. Las desapariciones injustificadas, las delaciones, pasan a estar a la orden del día.
Esta parte trajo a mi memoria El niño 44 de Tom Rob Smith, una durísima novela sobre el clima de terror creado por la policía secreta en la Rusia post revolucionaria.


Muy importantes son también en El último paraíso los escenarios, comenzando por Brroklyn y Manhattan y posteriormente por Rusia:
Moscú era una inexplicable mezcla de antigüedad y decadencia, desmesurada y provinciana la vez, como una inmensa villa medieval en la que los palacios de ensueño y las relucientes iglesias hubieran tenido que apretarse para dejar hueco a las nueva construcciones socialistas, grandilocuentes, enormes y grotescas. (Página 141)


Otro elemento cobra fuerza a medida que avanza la novela: una historia de amor. Y como buena historia de amor, no es fácil, pero es la que realmente convierte al protagonista en alguien diferente, porque tiene que decidir entre un futuro esplendoroso y glamouroso al lado de una mujer que le puede ofrecer sexo y dinero, u otro incierto y más difícil al lado de la mujer que ha descubierto que realmente ama, aunque para ello probablemente tenga que renunciar definitivamente a su sueño americano.






IMPRESIÓN PERSONAL

El último paraíso es sin duda una de esas grandes novelas capaces de llegar al corazón del lector, cargada de acontecimientos históricos, poco conocidos algunos, de grandes escenarios, de personajes inolvidables, de pasiones inmortales, de amor, de traición.
Algo que no sería posible sin la descripción de unos personajes muy conseguidos, muy humanos. Tan humanos que la bondad y la maldad están presentes en cada uno de ellos, comenzando por el protagonista, que no es el clásico héroe impoluto e inmaculado. Muy al contrario, Kack Beilis no tiene más ideal que el de triunfar y ser rico. Él es el principio y el final de sus motivaciones. Por eso, es un gran mérito por parte de Antonio Garrido el que el lector se encariñe con el protagonista, porque su egoísmo, apenas compensado por algunos toques de bondad, es sin duda una rémora para tal fin. Pero al mismo tiempo es lo que hace al personaje tan humano y tan real, un personaje al que no le importa sacar beneficio de sus propios compatriotas, si bien es cierto, como trata de justificarse, que gracias a él pueden vivir mejor.
Una novela que está cargada de sentimientos, no solo por las historias de amor que vive el protagonista, sino porque nos hace presenta la gran contradicción entre los grandes ideales y los medios que algunos siguen para conseguirlos, pasando por encima del amor y la amistad si es preciso.

Esta historia cuenta no solo en un lenguaje capaz de llegar al lector sin abrumarlo con datos inútiles que solo sirven para frenar el ritmo narrativo, sino que viene envuelta con unos escenarios que el lector puede visualizar en todo momento, no solo los escenarios americanos, esos que de un modo u otro el cine ha grabado en nuestras mentes aunque nunca hayamos estado allí, sino el de los campos y ciudades soviéticas.

En definitiva, la novela de un autor, Antonio Garrido, que continúa progresando en su carrera literaria. No os perdáis El último paraíso.





Gracias a Editorial Planeta que me ha proporcionado un ejemplar de El último Paraíso para su lectura y reseña.



Para ver la presentación de la novela, pincha AQUÍ






VALORACIÓN: 9/10



Si quieres conocer más novedades editoriales 2015, pincha AQUÍ




8 comentarios:

  1. Será una de mis próximas lecturas, ya esta en la estantería jijij. Gracias por la reseña. Tras leerte aún tengo más ganas de sumergirme en sus páginas.

    ResponderEliminar
  2. No me importaría leerla. La temática me gusta y al ambientación también.

    Bs.

    ResponderEliminar
  3. Es una novela que no hay que dejar pasar. Besos.

    ResponderEliminar
  4. No lo conocía, pero lo tendré en cuenta
    el ator además me suena
    un beesito

    ResponderEliminar
  5. Otro que se viene a mi lista de pendientes, que tiene muy buena pinta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    La verdad es que la crisis económica es un tema que siempre está vigente. Me parece interesante, una de esas novelas que te obligan a reflexionar. Me alegro de que la hayas disfrutado tanto.
    No conocía tu blog pero me quedo por aquí.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. No lo conocía, pero intentaré no dejarlo pasar aunque menudo mes de libros que llevo... Un beso

    ResponderEliminar
  8. Sin duda tiene pinta de ser una maravilla de libro. Lo tengo anotado y ahora hay que hacerle un hueco.

    Besos

    ResponderEliminar

Analytics