viernes, 26 de diciembre de 2014

LOS AMANTES DE HIROSHIMA (TONI HILL)

Burlando el sistema para sobrevivir






FICHA TÉCNICA
Título: Los amantes de Hiroshima
Autor: Toni Hill
Editorial: De Bolsillo
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 467
PVP: 12,95 €






TONI HILL

Una buena sorpresa se llevarán más de uno y más de dos si se lanzan a la lectura de este libro sin conocimiento previo de nada, pues Toni Hill no es un escritor extranjero como podíamos pensar. Tampoco se trata de un pseudónimo. Es el nombre real de este barcelonés (Barcelona, 1966) pues según contaba en su día El País entre los antepasados de Toni Hill se hallaba un soldado inglés que se quedó a vivir en Cataluña.


He aquí lo que se dice del autor en el interior del libro (por cierto, lo mismo que nos cuentan de él en wikipedia):
«Es licenciado en psicología. Lleva más de diez años dedicado a la traducción literaria y a la colaboración editorial en distintos ámbitos. Entre los autores traducidos por él se encuentran David Sedaris, Jonathan Safran Foer, Glenway Wescott, Rosie Alison, Peter May, Rabbih Alameddine y A. L. Kennedy. El verano de los juguetes muertos es su primera novela, cuyos derechos de traducción ya han sido adquiridos en Alemania, Francia, Grecia, Italia, Holanda, Finlandia y Polonia.»

El verano de los juguetes muertos hay que agregar ahora su continuación, la que hoy me ocupa: Los buenos suicidas y la culminación de la trilogía: Los amantes de hiroshima






ARGUMENTO

En una casa abandonada aparecen abrazados los cadáveres de una pareja. Un macabro hallazgo que debe investigar el inspector Salgado.
No es lo único que investiga, porque a pesar de tenerlo prohibido, sigue intentando averiguar que pasó con su mujer, desaparecida sin dejar rastro tras haber sido amenazada de muerte.






LOS AMANTES DE HIROSHIMA


Con esta historia, termina Toni Hill con las andanzas del inspector Héctor Salgado. Por lo menos de momento. Lo hace con una novela mucho más compleja que las anteriores, porque una vez definidos sus personajes principales: Héctor Salgado y su compañera Leire Castro, nos sumerge en una trama en la que nada es lo que aparenta, en la que además sus tramas se multiplican, pues no solamente interesa y mucho la resolución del caso con el que arranca la novela, sino la resolución de todas las subtramas que han ido avanzando a lo largo de la serie y que deben culminar en saber qué es lo que pasó con Ruth.

Además, nos enfrentamos en Los amantes de Hiroshima a una novela coral en la que cada uno de sus personajes está perfectamente definido. Tienen una personalidad propia que los aleja de cualquier estereotipo, porque además nos presenta unas relaciones complejas entre los que participan en esta novela.
Por un lado está el grupo de cuatro amigos, uno de los cuales es una de las víctimas cuyo crimen se investiga. Personalidades muy dispares las de estos cuatro amigos a los que les une una pasión común: la música. Juntos han creado un grupo al que llaman Hiroshima.
Para hacer más compleja la relación, dos de ellos convivían compartiendo la misma mujer: Cristina, la mujer que ha sido asesinada.
Y no menos compleja es la personalidad de Mayart, el autor de éxito con el que Cristina y compartieron un taller de escritura. Porque además, un relato revolotea por encima de la situación: Los amantes de Hiroshima. Un relato que parece anticipar el crimen cometido y que además ha sido pintado en unos lienzos que han aparecido colgados en la escena del crimen. Solo que el crimen se cometió hace años y el libro con el relato acaba de ser publicado.


Las relaciones por otra parte entre Salgado y su compañera Leire toman un rumbo inesperado para ambos que hace que su situación sea más compleja.

Y todo ello con la ciudad de Barcelona como fondo de la acción. Una Barcelona que se encuentra bajo las protestas de los partidarios del 15-M.
"Barcelona es como la madrastra de Blancanieves", le había dicho Lola un día mientras paseaban por las callejuelas del Born. "Se ve a si misma tan guapa que se olvida de que no es la única, de que el tiempo pasa y de que pronto, si no tiene cuidado, le saldrá competencia en alguien más joven y menos autocomplaciente". (Página 62)








HECTOR SALGADO

Como buena novela negra, tiene un personaje principal muy interesante: El inspector Héctor Salgado. En El verano de los juguetes muertos Héctor Salgado regresó de unas vacaciones en Argentina, el país en el que nació. Unas vacaciones forzosas, pues a Héctor que es inspector de los Mossos d'Esquadra, se le fue la mano en el último caso en el que intervino y dio una paliza brutal a uno de los sospechosos y su superior, el comisario jefe Savall, le mandó poner tierra de por medio durante una temporada.
Este argentino que lleva ya muchos años afincado en España, con dieciocho años de policía, es definido así por uno de sus compañeros:
«Un hombre tranquilo. Nunca una palabra más alta que otra. Eficaz. Terco pero pacienteUn buen poli, vamos... Estilo concienzudo, a lo sabueso. Pero de repente, chas, se le nubla la mente y se pone hecho una fiera. Nos dejó a todos boquiabiertos.» (El verano de los juguetes muertos; página 23)

Una compañera nos da una definición más intimista:
«Ese tipo tranquilo, algo taciturno pero a la vez sólido. Sus ojos castaños insinuaban un poco de tristeza, sípero no de amargura. De sana melancolía, si es que eso significa algo.» (El verano de los juguetes muertos; página 218)

Un hombre de una violencia mamada desde su niñez, que a duras penas intenta contener. Un hombre al que por si no fueran poco las complicaciones de su puesto, tiene que criar ahora a su hijo adolescente sin ayuda.

Pese a lo que añora su tierra natal, Barcelona es ya para él la ciudad sin la que no puede vivir:
No se imaginaba ya la vida en otro lado. Con lo bueno y lo malo, ésa se había convertido en su ciudad por pretenciosa que la encontrara a veces. (Los amantes de Hiroshima; página 62)

Un hombre fiel a sus creencias pero que se ve en la disyuntiva de renunciar a lo que ha sido su norte toda su vida:
Si ha tenido fe en algo a lo largo de su vida es precisamente en lo que va a traicionar dentro de un rato. En la necesidad de llegar al fondo de las cosas, de desenterrar los hechos y someterlos a la fría luz de la intemperie. (Los amantes de Hiroshima. Página 18)






IMPRESIÓN PERSONAL

Empecé a leer Los amantes de Hiroshima con el listón alto. No podía ser de otra manera tras las dos novelas anteriores. No sólo no me ha defraudado, sino que me ha parecido un magnífico remate a lo que de momento es una trilogía, aunque convencido estoy que tendremos nuevas andanzas de este inspector.

Porque lejos de dejarse llevar por la inercia de una serie muy conseguida, Toni Hill no se ha limitado a presentarnos un nuevo caso, sino que nos ha presentado una rica y muy compleja trama en la que muchos son los posibles culpables, que a su vez está entrelazada con la solución de toda la serie al intentar desvelar qué fue de la ex mujer de Salgado.
Una trama que además parte desde el final de la misma, si bien sin desvelarnos nada, presentándonos a un inspector Salgado que sabemos que está mintiendo, aunque no sepamos los motivos de sus mentiras.
Por un instante se siente tentado de abortar la farse y decir la verdad, pero sabe que Leire tiene razón. No hay nada que ganar y si mucho que perder. Engañar al sistema. Sobrevivir. (Página 163)


Pero si interesante es la trama, la complejidad de los personajes, de sus relaciones, de sus intereses, convierten a Los amantes de Hiroshima en una novela que destaca en el brillante y variado mundo de la novela negra española actual.
O dicho de otra manera: una novela que no debe perderse el aficionado al género negro. Ahora bien, aunque es cierto que el autor a lo largo de la novela da las suficientes pistas sobre las anteriores para que Los amantes de Hiroshima pueda ser leída de un modo independiente, no es menos cierto que merece la pena comenzar la serie desde el principio para poder disfrutar aún mucho más de este brillantísimo cierre a la misma que es Los amantes de Hiroshima.

Todo ello además a un precio muy asequible, pues no llega a los trece euros.

En un año en que han publicado algunos de los grandes del género como Lorenzo Silva (Los cuerpos extraños), Víctor del Árbol (Un millón de gotas) o el Premio Planeta ha ido a parar a una gran novela de este género como es Milena o el fémur más bello del mundo de Jorge Zepeda, Los amantes de Hiroshima figurará junto a ellas entre las mejores novelas negras del 2014.






VALORACIÓN: 10/10








Si quieres conocer más reseñas de novela negra, de misterio o policiaca, pincha AQUÍ




Si quieres conocer más novedades 2014, pincha AQUÍ










9 comentarios:

  1. Anda, nos hemos puesto de acuerdo para publicar la reseña!
    Y también coincidimos en impresiones

    ResponderEliminar
  2. Acabo de comprarme lamTrilogia completa así que la empezare en breve 😀

    Bs.

    ResponderEliminar
  3. Pues finalmente creo que voy a tener que poner la trilogia entre mis propositos de 2015, porque ya van dos reseñas hoy y las ganas aumentan. Besos

    ResponderEliminar
  4. Quisiera ponerme muy pronto con ella, tengo ganas de poder reencontrarme con Salgado y saber como queda todo cerrado. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Todavía no me he estrenado con este autor. Mucho estoy tardando...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. hola tengo muchas ganas de leer esta novela, el primero me encantó pero el segundo me decepcionó un poco, pero leeré el tercero para saber como termina jeej, y además con esta puntuación no puedo resistirme chao

    ResponderEliminar
  7. Estoy sin estrenarme con el autor todavía! A estas alturas!!

    Besotes

    ResponderEliminar
  8. Leí el verano de los juguetes muertos que me gustó mucho, y, siéndote sincera, no entiendo porque no he seguido con la trilogía. Propósito para el nuevo año!

    ResponderEliminar
  9. Deseando estoy rematar esta trilogía. Me alegra ver que te ha gustado bastante. A ver si a mí tampoco me defrauda.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Analytics