viernes, 6 de diciembre de 2013

MANIFIESTO CONTRA LA ESTUPIDEZ (ANTONIO REAL)


Tonto el que no lea






FICHA TÉCNICA

Título: Manifiesto contra la estupidez
Autor: Antonio Real
Editorial: Anantes
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 199
PVP: 18,00 €





ANTONIO REAL

Nunca había oído hablar de este autor. Normal, puesto que esta es la primera obra que publica. Por ello os dejo lo que de él se nos cuenta en la solapa interior del libro:

«Antonio Real nació en Sevilla en 1959. Estudió Psisología en la UNED Y Marketing en el CUMES de la Universidad Pontificia de Salamanca.
Desde su adolescencia se interesó por la literatura y el cine En este último, formó parte del grupo fundador del Colectivo cinematográfico del Bodrio, integrado, entre otros por el Director de cine, televisión y guionista Antonio Cuadri. Con él ha colaborado desde entonces en algunos de los guiones de sus películas.
Ha publicado relatos en revistas literarias como Escribir y Publicar y Narrativas. Colabora con empresas en instituciones en la supervisión y corrección de estilo de sus publicaciones. Colabora asimismo con la empresa LemonTree Comunicación.
En el año 2013, animado por sus amigos más cercanos, se decide a sacar de la clandestinidad su escritura y a abandonar su carácter inédito con Manifiesto contra la estupidez. También escribe poesía, aforismos y nanoensayos. Trabaja desde hace años en una novela que, si su pereza y ciclotimia lo permiten, verán la luz dentro de unos años






MANIFIESTO CONTRA LA ESTUPIDEZ

Conviene dejar muy claro desde el principio qué es Manifiesto contra la estupidez. Porque esta libro llegó a mis manos a través del concurso organizado por Libros que hay que leer con motivo del Mes del humor. Esperaba pues que se tratase de un libro de humor y difícilmente una vez leído, creo que se pueda encuadrar en esa categoría.
Tenedlo muy claro: Se trata de un libro de relatos. Basta con saber que en sus doscientas páginas (menos si descontamos índice y prólogo) hay casi cincuenta relatos, para darnos cuenta de que sale a una media de cuatro páginas por relato, por lo que son relatos breves, de unas dos páginas en la mayoría de los casos o incluso menos, pues algunos pueden encuadrarse en la categoría de microrrelatos.

Es cierto que el humor está presente en algunos relatos, como en la presencia de ese amigo que se llama Pepe Milks (Página 30) o en Carta de Reyes (Página 93) que es uno de sus relatos más divertidos.
Pero el humor aunque aparezca, no vale para calificar este libro como un libro de humor. ¿O acaso calificariamos las novelas de Raymond Chandler de novelas de humor porque su detective Philipe Marlowe tenga algunos golpes humorísticos nacidos de su cinismo e ironía impagables?

Un humor que cuando aparece, está cargado de ironía, como en el relato El presidente:
«El presidente Diego M. era bulímico. Su ego necesitaba cada vez más raciones de elogio para saciarse.» (Página 120)

O de referencias autobiográficas:
«Soy escritor. Inédito, por supuesto.» (Página 174)


Pero más que el humor, lo suyo es una visión ácida y crítica sobre nuestra sociedad, sobre el mundo que nos rodea. Algunos anticipándose incluso a la realidad actual (o tal vez es que eso siempre esté ocurriendo). Porque no pude menos que acordarme de Belén Esteban y su famosa autobiografía en su relato Autobiografía desautorizada:
«Pocas vidas interesan a nadie salvo a los ególatras que las escribieron(Página 33)


Relatos que en más de una ocasión nos sitúan en un mundo futuro, quizás la mejor manera de desde la distancia criticar el mundo actual. Una crítica en la que ya desde el primer relato, podemos ver que la lectura es una parte fundamental para la vida humana, el antídoto contra la estupidez que intentan inculcarnos los gobernantes. Quizás el relato en que más claro se nos muestre sea en La audiencia:
«Hasta ahora han sido absolutamente felices. No les importaba hacer cola durante horas para divertirse (…) Esto no sería posible si llegase un día en que la gente se quedara en casa leyendo(Página 47-48)


Relatos que juegan con el lector, en muchos casos con un brillante comienzo que guía al lector por un camino que solo puede acabar en una sorpresa final:
«Lo mejor de mi primer matrimonio fue el divorcio(Página 26)


Unos relatos que por más fantasiosos que puedan resultar alguno de ellos, están apoyados en la más cruda realidad:
«Como el papanatismo humano es imperecedero, si sabes vender bien tus mercancías, siempre habrá alguien que te las compre.» (Aunque sean libros)(Página 54)





IMPRESIÓN PERSONAL

No soy un gran aficionado a los libros de relatos. Cualquiera lo diría sabiendo que este es el quinto libro de relatos que he leído en el 2013, pero las lecturas vienen así a veces.
Pero que no sea un gran aficionado, no quiere decir que no disfrute con este tipo de lecturas. Por su brevedad. Porque permiten ser leídos intercalados con otras lecturas. Porque son historias que permiten un disfrute inmediato: principio y final de la misma en breves minutos.

Lo normal en un libro de relatos es que haya de todo como en botica, valga esta comparación ya puestos, con el prólogo del autor que lleva por título Advertencia sobre este medicamento, en el que nos alerta sobre el mal que amenaza a la humanidad: la estupidez. Pero también nos da el remedio:
«Entre los fármacos más usados, según los doctores, están la lectura y el sentido del humor. Su administración habitual se ha demostrado eficaz. En lo que no se ponen de acuerdo es en su posologia diaria. Pero, como coinciden en que en caso de ingestión masiva u único efecto secundario es la lucidez, recomiendan que se abuse de este medicamento.» (Página 19)

Hay de todo. Tratándose de cincuenta relatos es lo normal. Pero mi sorpresa viene en que prácticamente todos me han gustado. Mucho o muchísimo en la mayor parte de los casos. Lo cual es sin duda un gran mérito por parte del autor.
De ahí que os recomiende sin dudas la ingesta de Manifiesto contra la estupidez, en pequeñas dosis o en ingesta masiva única como fue mi caso. No habrá carcajadas, porque no creo que eso fuera lo que buscaba el autor, pero sin duda os hará reflexionar sobre la situación actual y aquella a la que pretenden llevarnos.





VALORACIÓN: 9/10




Gracias a Laky (Libros que hay que leer) y a Editorial Anantes por facilitarme un ejemplar de Manifiesto contra la estupidez para su lectura y reseña.





Si quieres conocer más novedades editoriales 2013, pincha AQUÍ





18 comentarios:

  1. He leído varias reseñas positivas de este libro, eso unido a la alta nota que le otorgas me anima a adentrarme en la lectura de estos relatos.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Los relatos no son lo mío, eso es lo que más me tira para atrás. No he tenido buenas experiencias

    ResponderEliminar
  3. Yo tampoco soy de relatos así que en esta ocasión lo dejo pasar.

    ResponderEliminar
  4. Coincido contigo en que no pueden considerarse totalmente como relatos de humor, aunque a mi alguna sonrisa si que me saco por lo surrealista que me parecía a veces, aunque se acerca peligrosamente a la realidad!!besotes

    ResponderEliminar
  5. No me gustan los libros de relatos, pero reconozco que me ha llamado la atención alguna que otra cosa de lo que escribes en tu reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. No me importaría leer este libro, que es un género que me gusta. Pero ahora mismo lo dejo descansar, que con todo lo que tengo acumulado...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. No soy mucho de relatos, pero este libro si que me apetece. Ya lo vi en las novedades y me llamó la atención.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  8. Pues pienso que un libro de relatos te acerca a un montón de historias que puedes leer en un momento, incluso mientras esperas el autobús. Un relato, a la vez, tiene varias lecturas y ahí está la gracia de la brevedad, que es como un cuadro impresionista, te gusta o no, pero no sabes por qué. me gustaría leerlo.

    ResponderEliminar
  9. Gracias a ti por tu reseña!
    Me alegra que te haya gustado. Por lo que cuentas, no tiene desperdicio

    ResponderEliminar
  10. Yo tampoco soy de relatos, pero al igual que tú me sorprendo con los que voy leyendo,
    saludos

    ResponderEliminar
  11. Parece que últimamente nadie quiere llamar a las cosas por su nombre. Parece que quieren engañar al lector y no se dan cuenta que al final lo que se consigue es una gran decepción.

    ResponderEliminar
  12. Gracias Pedro por tu "currada" y perspicaz lectura y gracias a todos por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  13. A mí también me gustó, pero es bueno aclarar de que no es de humor, porque si no pueden ir con una idea equivocada y no cumplirse sus expectativas.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  17. tito tito tito dice el tito tito tito ta ell tito y la leche frita ta ta

    ResponderEliminar

Analytics