martes, 2 de julio de 2013

SUAD (LORENZO SILVA Y NOEMI TRUJILLO)



Laia, la princesa olvidada


FICHA TÉCNICA


Autor: Noemí Trujillo y Lorenzo Silva
Título: Suad
Editorial: Tagus
Presentación: Ebook
Páginas: 72(Estimación)
PVP:2,99 €

Editorial: San Pablo
Páginas: 128
PVP: 12,50 €



Voy a dejar primero el enlace de la canción «Aunque tú no lo sepas» de Quique González, la canción favorita e la protagonista del libro, para que os acompañe durante la lectura de la reseña.




LOS AUTORES


Esta es una novela escrita a cuatro manos, puesto que me imagino que utilizan las dos manos para teclear su texto en un ordenador.
Noemí Trujillo y Lorenzo Silva son sus autores.

No hay duda que el más popular de los dos es Lorenzo Silva (Madrid, 1966), el ganador del último Premio Planeta 2013 por La marca del meridiano, su última entrega publicada de las aventuras de Bevilacqua y Chamorro, la más popular pareja de la Guardia Civil española.
Fue precisamente gracias a esta serie con la que yo conocí a Lorenzo Silva y quedé enganchado a su prosa. Una prosa en la que destaca su afición a la novela negra.

Pero en sus comienzos Lorenzo Silva escribió también novela juvenil, con la que dio en denominar
Trilogía negra de Getafe.
Saud sería una vuelta a esos orígenes, a la novela juvenil, a volverse a poner en el papel no solo de un adolescente, sino en el papel de una mujer.

Noemí Trujillo (Barcelona1976) tiene a sus espaldas una obra fundamentalmente poética con varios poemarios publicados.

Esa visión de la escritura como poesía de Noemí Trujillo y de la escritura mordaz e irónica de Lorenzo Silva, dan lugar a una obra de lectura imprescindible.



ARGUMENTO


«No sé si os interesará lo que voy a contaros, pero tengo que probar suerte. En el mundo en el que vivimos nada nos apasiona demasiado porque tenemos mucha información y miles de historias a nuestro alcance.»


Así comienza su relato Laia, Laia Rodríguez Climent, que es la protagonista de esta historia que ella misma escribe. Tiene un hermano mayor que es superdotado y el ojito derecho de papá. Y una hermana, Suad, que formando parte de la ayuda al pueblo saharaui, viene desde pequeña a pasar las vacaciones con su familia.


Suad es la bondad personificada, nunca he conocido a nadie con tan buen corazón. Me gustaría poder parecerme un poco más a ella.
Entre semejante portento de hermana y con un hermano superdotado, Laia intenta encontrar un hueco en el cariño de su familia. Una búsqueda que la lleva a tomar una decisión equivocada que puede marcar el resto de su vida.




SUAD


Suad es un relato largo (setenta y dos páginas es demasiado poco para llamarlo novela) que ha obtenido el V Premio La Brújula de Editorial San Pablo de novela infantil y juvenil de valores.
Cabe preguntarse a propósito de Suad ¿qué es la literatura juvenil?. Porque dicha etiqueta puede servir para apartar de su lectura a un público que se perdería un texto que merece la pena leer.
Y es que bajo el paraguas de esta denominación de literatura juvenil, se amparan novelas con unos argumentos y un tratamiento de los mismos pensados para excitar las ya de por si revueltas hormonas adolescentes. Libros para consumo, sin más.
Pero existe otra literatura juvenil, cuyo fin es no sólo reflejar de un modo realista la vida de los jóvenes, sino la de hacerles reflexionar. La gran diferencia es que estoy hablando de unas novelas cuyo gran mérito es que, no solo pueden leerlas y disfrutarlas los jóvenes, sino cualquier lector, sea cual sea la edad del mismo.
Ese es precisamente el tipo de literatura juvenil que Lorenzo y Noemí nos traen en Suad, la historia de una joven que atrapa no sólo a los jóvenes, sino a cualquier lector. Que atrapa al tiempo que te hace reflexionar.


"Habitación de hotel" (Hopper) mencionado en el libro

Suad es ante todo una novela sobre las relaciones familiares en la que cualquier lector puede verse reflejado. Un joven puede verse reflejado en las inquietudes de Leia, en sus problemas, en sus gustos. Pero un adulto puede verse también reflejado en las inquietudes de esos padres, incapaces muchas veces, no ya de comprender, sino de saber cómo educar a sus hijos, cómo ayudarlos a salir adelante en una sociedad y un mundo cada vez más complejo.



La mayor dificultad que podría tener esta novela, es la de escribir una historia con el lenguaje de una adolescente. Doble dificultad en el caso de Lorenzo Silva, porque no sólo se trata de una adolescente, sino de una chica. El resultado es inmejorable, porque desde el primer momento sentía que quien me contaba la historia era una chica de quince años, por su lenguaje, por su actitud, por sus preocupaciones.

Un mundo muy realista el que se nos muestra, como por ejemplo cuando nos habla de los jóvenes e internet:

«Yo, como les ocurre a todos los adolescentes de mi edad, he nacido con un ordenador en las manos. Para nosotros chatear, escribir e-mails, conectarnos y entrar en redes sociales, colgar fotos, vídeos, y etiquetarnos unos a otros es algo tan natural como para ella puede ser coger un lápiz y garabatear unos corazoncitos en una hoja de papel en blanco.»

Muy realista ese mundo de las relaciones familiares que nos presentan en la novela, con sus celos entre hermanos, sus envidias, su amor, ese sentimiento de decepción inevitable a veces cuando los hijos toman caminos equivocados e inesperados para los padres.
Realista y con sentido del humor, como en este comentario sobre las madres:
«Llega un momento en el que te haces inmune a la voz de tu madre. Es normal, se llama supervivencia.»

Un relato muy realista, por más que por desgracia este tipo de familias no abunden tanto (hijos y padres no suelen ser tan buenos como los que podemos encontrar en esta novela) pero que al mismo tiempo tiene un cierto aire de cuento moderno. Y como todo cuento que se precie, al final tendremos una moraleja (que no es lo mismo que moralina), un resumen de la lección que para todos puede tener esta historia. Una historia para padres y para hijos. En eso consiste precisamente la buena novela juvenil.


También encontraremos en Suad un poco de metaliteratura. Muy presentes en su desarrollo y con numerosas alusiones encontraremos dos novelas, fundamentales en el desarrollo del relato: El guardián entre el centeno de J. D. Salalinger y La metamorfosis de Franz Kafka. Pero también hay alusiones a un par de textos más: El patito feo de Andersen y Mecánica del corazón de Mathias Malzieu.





IMPRESIÓN PERSONAL


Me ha emocionado esta historia. Me he podido ver reflejado en muchos momentos en esa familia, en esos padres, en esos hijos. En esa hija que ni bebe, ni fuma, ni hace cosas raras pero piensa que sus padres son incapaces de apreciar todo lo bueno que hace. (No sabéis la suerte que tenéis teniendo unos hijos como nosotros, me dicen mis hijos con razón. Ni vosotros la suerte con haberos tocado unos padres como los vuestros, les respondo)
Una familia ideal pese a sus imperfecciones, con ese hijo al que el padre no puede dejar de ver como el ojito derecho, con la hija adoptada (aunque solo sea para los veranos) orgullo de todos y cuyas fotos invaden la casa sin dejar espacio para Leia, que en el fondo y a pesar de ser la única hija presente en la casa, es la gran olvidada, como si todo el cariño fuese para los hijos que no están.

Una historia que en todo momento me resulta creíble, en la que no cuesta ningún trabajo meterte, independientemente de tu edad, en la piel de cada uno de los personajes que por ella pasean
Olvídate de etiquetas que puedan confundirte. Literatura juvenil, sí, pero Suad es un relato apto para todos los públicos, e imprescindible para aquellos que buscan lecturas cargadas de sentimientos.




VALORACIÓN: 10/10






Si quieres conocer más novedades editoriales 2013 pincha AQUÍ

12 comentarios:

  1. Ya me llamaba la atención, pero después de tu 10/10.... se ha convertido en imprescindible.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. No conocía este libro pero parece muy interesante. Besos

    ResponderEliminar
  3. La novela juvenil esconde auténticas joyas, lo malo es lo que tu comentas, que hay mucha "morralla" y es difícil dar con la buena lectura, que no sólo es buena para los adolescentes, sino también para adultos.

    Me llevo anotado este "relato largo". Gracias por la reseña y un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Después de leer tu reseña me apetece muchísimo leer este libro, me lo apunto!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. No leo ebooks pero me gusta Silva. Prefiero leer de él algo en papel y, si algún día me animo, ya tendré tiempo de ponerme con este del que me 'anoto' las buenas críticas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro tiene edición impresa en la Editorial San Pablo.

      Eliminar
  6. Ni lo conocía, pero sólo con esa canción, que es una de mis favoritas, y con la pedazo de reseña que has hecho, me has dejado con unas ganas de leerla...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Conozco el libro y está muy bien. La imagen de la chica y la torre Eiffel es la portada de la edición impresa. Gracias por la reseña

    ResponderEliminar
  8. Ese es el problema que ocurre con la novela juvenil, que nos creemos que al ponerle ese calificativo ya no puede ser leída por adultos y cuán equivocados estamos. Un relato largo, como bien dices, a tener muy en cuenta. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Pues con esa notaza, como para dejarlo pasar!

    Besotes

    ResponderEliminar
  10. Con esa nota y lo que cuentas de él, es imposible no leerlo.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Analytics